! MI AVENTURA FAVORITA!

amor, cuentos, historia, otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
RICARDO ANTONIO SERRANO GOMEZ
Ver biografia completa

Todo empezo aquel dia, que inesperadamente vi aquella sonrisita angelical, que atrapo mi atencion.
No sabia como se llamaba, menos quien era, ni de donde venia.
Pero aquella vez, no fui capaz de acercarme a hablarle, sencillamente me quede con la intriga de saber de quien era aquella bella sonrisita??
No paso mucho, para cuando la volvi a verla; Esta vez estaba dispuesto a saludarla o lo por lo menos averiguar como se llamaba.
Y me avente!! a lo que jamas pense que iba a ser MI AVENTURA FAVORITA!!
Empezo con un sencillo hola, y se fue transformando en besos con la mirada, palabras lindas y gestos que no sabian disimular esa agradable sensacion que se ganaba en el estomago y apretaba fuerte en el pecho.
Como olvidar esos largos paseos a ningun lado, y perderme en los eternos besos que nos dabamos en todas aquellas tardes calladas.
Y como pasar de largo, mis paseos sobre aquella piel; caricias que empapaban nuestros sentidos de lokura..!!
Fue sin duda una historia de fantasia.
Que tristemente quedo callada y guardada en simplemente un capitulo de mi vida, que guardo con mucho cariño.
y cada otoño viendo como las hojas marchitan me viene el recuerdo de lo que un dia fue MI AVENTURA FAVORITA!!


( RICARDO A. SERRANO GOMEZ)

! MI AVENTURA FAVORITA!

Enviar poema

Acerca del autor



RICARDO ANTONIO SERRANO GOMEZ
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 7
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cuando no se puede huir del amor

NO PODRAS EVADIRME No podrás evadirme ni en el último rincón de tu cuerpo. Detrás del mundo, no podrás evadirme. En el hueco que hice para plantar los besos, no podrás evadirme. En el centro, martillada, acaracolada, cerrada en tu


La fecundacion y la reproduccion

FECUNDACION No es necesario que el sembrador arroje mil granos en el hoyo para que se eleve la planta. Ciertamente un grano hallará cielo en la oscuridad. Porque sólo cuando has descendido la suficiente para estar a ciegas puedes elevarte


Que esperas que te diga

¿QUE ESPERAS QUE TE DIGA? ¿Que te amo, amor, desde mi nacimiento? No es cierto. ¿Que te amo en el delgado jardín de tu cintura y como gota de lluvia entre tus párpados? ¿En tu boca que son dos ternuras