PEDACITOS DE MÍ (La donacion de Organos)

amor
 Poema al azar
Publicado por:
POETA EICHELBERGER
Ver biografia completa

 

En un santiamén  me volví briza suave,
Y percibí que ya estaba en otro plano,
Que mi cuerpo sin vida yacía en el  suelo
e insistía con ahincó: me pudieran ver.

 al comprender la gravedad de mi estado,
y  ver a  mi madre llorando  en mi cuerpo tirado,
entendí que mi sublime existencia en este mundo,
sin previo aviso había terminado.

Y volátil en mí nuevo plano no quise irme,
deje que mis seres amados decidieran por mí,
esperando me conocieran suficientemente para saber,
¿que hubiera querido YO  si hubiera planeado lo sucedido ?.

Me tuve que ir tan pronto: un camión atropello mi moto,
no quise que  pasara pero me paso; y la vida me arranco.
¡no me marcharía asi porque si quiero que quede algo de mí!!,
que mi corazón pueda latir en otro ser ,
Y si es un niño  muy   fuerte y sano pueda crecer.

Que mis bellos ojos claros le llenen de luz la mirada,
de los que hoy no pueden ver la belleza del mundo que yo vi,
que todo pedacito que pueda servir de Mi y ayude a  otros vivir,
sean bien utilizados y donados por mis seres amados .

Enaltecieron  Mi corto paso en este mundo,
y mitigaron su dolor por mi ausencia por su decisión,
hoy pedacitos de mi ayudan a vivir  a otros,
por lo cual valió la pena haber estado   alguna vez aquí.

PEDACITOS DE MÍ (La donacion de Organos)


Acerca del autor



POETA EICHELBERGER
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 13
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Mujer

Mujer: Heme aquí, suplicando dirijas una simple mirada hacia mí, desesperado por probar la dulce miel que hay en tus labios rojos, naufragando en un mar inmenso de sentimientos, ahogado en la profundidad de tus hermosos ojos. Mujer ¿Qué no


sinceridad

porque discutir, porque mentir, porque herir a la persona que nos ama. si se ama no se miente , si se ama no se discute pero si hay sinceridad tus palabras serán oídas y el dolor sera placentero sinceridad


EL BAÚL DEL TIEMPO  

El baúl movió el tiempo y desparramo los días que fueron auroras, brisas e hilachas, atados a un mástil de crepúsculo. Tristezas, silencios cabizbajos y la tambaleante resignación. Yo fui el hombre que desafío los vientos Vestido de coraza, irresponsable