Por la noche hay un sendero del río


Por la noche hay un sendero del río

que se entrega al tránsito silencioso de las nutrias.

El campanario tañe y así una y otra vez nos hechiza

con su vieja historia para darnos la seguridad de las piedras

y de los metales… de lo perenne.

El maderamen dormido o muerto

de los troncos caídos durante el día

viaja cautivo de su instinto y flota doucement ante nosotros

mientras el pequeño barco se mece varado lleno de risas

y de muchachos mágicos explorando

cada uno a su manera el sentido de la vida.

Entonces, cuando tú y yo nos amamos,

nuestros cuerpos se descomponen y adquieren un conocimiento

que no se puede condensar en palabras y mucho menos domesticar.

Es verdad lo que dicen, la felicidad es un suspiro

del que, aun a riesgo de perder la vida, no hay que derramar

una sola gota.

 

(del libro de poemas “Programa de mano“, David Pérez Pol)

Por la noche hay un sendero del río
                        

David Pérez Pol
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia
Poemas publicados: 3
Cómo mostrar mi imagen
AYER
iNika
Vuerketial
Las poesías
sinceridad
Las poesías


Siguiente Acróstico al azar