SOFISMAS ERÓTICOS EN TONO PLURAL


Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa
Poema aleatorio:

A LA PASIÓN DE MI VIDA


amor

Se me fue la noche

en el apremio libidinoso

de mis insomnios voluntarios

(cuando pienso

en tus muslos separados

tengo un antojo crudo

de ostras al fuego).

y cierro los ojos

para imaginarte en abundancia,

y empiezo por anular

ese sofisma inmaduro de tus labios

que disimula esquivar besos

para encender mi libido,

y me detengo a suspirar,

brevemente,

en el perímetro

de tu ombligo excitado

intentando tomar impulso

para seguir la travesía.

 

Aún recuerdo,  nimio tiempo,

que, en mi brega con tu braga

aprendí, de memoria,

navegar en ti a contracorriente

y dejar que un oleaje

de orgasmos múltiples

sature tu océano disimulado,

y, aunque siempre perturbas

los polos magnéticos de mi brújula

llegó, vencido y vencedor a tu orilla.

A  la final,

o después de todo,

ya no importa

que tu recurso mitómano

siga siendo

ese defecto fastidioso

que me excita.

 

Lcdo. Martín Zambrano Astudillo

SOFISMAS ERÓTICOS EN TONO PLURAL
Se habla de:         

Acerca del autor


Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 332
Cómo mostrar mi imagen


Poema anterior:

«

Se me fue la noche en el apremio libidinoso de mis insomnios voluntarios (cuando pienso en tus muslos separados tengo un antojo crudo de ostras al fuego). y

Poema siguiente:

»

Se me fue la noche en el apremio libidinoso de mis insomnios voluntarios (cuando pienso en tus muslos separados tengo un antojo crudo de ostras al fuego). y


Poemas recomendados

The force of love

The force of love, Inside of my heart, Comes and go, With a beautiful light. The force of love, Is the power, Between you and  me. The force

como el dengue y el chikungunya

yo se que no somos como las demás parejas ciertamente eso es asi pero a pesar de todo te ofrecido a ti un matrimonio sagrado no mas porque


EL HOMBRE EN EL ESPEJO!

Mis dias son un gran paisaje de envidia, lleno de carcajadas, risas que van y vienen y la locura que empapa mi cuerpo en todo el dia. Pero

Diario de guerra

Los días pasan lentos en mi cabeza, las neuronas van cayendo al mismo ritmo con el que crece mi barba. Jamas imaginé volver a estar sin ti. Mi