Así aconteció…

historia
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

ASÍ ACONTECIÓ…
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Cargaba mil días cultivando mis recuerdos
en los reflejos del lago cuando cené nubes.
En el aire gris: sembré unas espinas de hielo
con humo y ceniza que fuese fresca flama.

Cansado, subí las manos sobre aquel cielo
amarillo: desnudé las abundantes razones
del suelo. Y quedé hecho trizas siempre
al ignorar el tiempo creador del espacio.

¡ Nunca soñé tan despierto !
sentado, vino el camino de agujas con anhelos
inundado de ausencias ardiendo, en la piel,

líquido acero y miel perfumada con espadas
de tinta, y ausente la inmensa ignorancia
con su niebla devoraba luz lenta.

Después ninguno fué igual en mis ojos
hechos de platos con sabor a hambre
con la sangre seca de gruesos huecos
entre las pestañas, latiendo impalpable
una rota campana era sepultada.

Todo eso abrió una caverna, cegadora,
la luz servía de sombra enorme
con el pañuelo en su boca briosa
una lágrima temblorosa se secaba
el barníz de fruta silencia ese día.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Así aconteció…
Se habla de:                     

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 68
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


En busca del dorado

En busca del dorado   En un paraíso de riquezas te encontrabas, ningún foráneo  en tu recinto había penetrado, más  de repente, dioses de otros lares, venidos por el mar se encaminaron en busca del dorado y al encontrarse con


Pichincha

Acrostico de Pichincha Por las faltas del volcan Pichincha, por sus Igneas piedras y territorios Comandó el general Sucre las Huestes libertadoras, el glorioso ejército Independentista para conducir a una Nueva nación, a una nueva república a la Campaña triunfal


EL MUNDO DEL SÍMBOLO: Aproximación a su estudio. (Ensayo)

EL MUNDO DEL SÍMBOLO Aproximación a su estudio. Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ. Introducción: Vivamos donde vivamos, estamos rodeados de símbolos, si estamos dispuestos a verlos, o bien, podemos pasar la vida ignorándolos, o abrir nuestra percepción ideo-emotiva más compleja,