Al recrudecer tempestuoso ( Neosurrealista )


AL RECRUDECER TEMPESTUOSO
( Texto Experimental Neosurrealista )

Por el gris que arrastra
de la mano al año
en la bonanza sangrienta
una pesadilla despierta
porqué amarillean
los verdores secos ecos…

En la parte inferior de la escena, cinco veces repelente,
especialmente en aquéllos de mayor autonomía, húmedos,
por las tácticas brutales de la pobreza, de las presas y el
viento, desprevenidos por el néctar de una polilla, cuando
sacaba del polvo al cuervo curvo, en el crecimiento de
los huecos olvidados, en la distancia escurridiza, que es
el desliz desafiante del márgen, en el domicilio de las
controversias, con la discreción absoluta de todos los
engaños, y la decisión inapelable del cementerio…

¡ Al triptongar la tripulación las triquiñuelas triunfales !

En la voz que cubre
la ceniza de las noches
en la carne de la tierra
con el sueño anegado
en las raíces devoradas
¡ Por la inocencia tierna !…

En los efectos visuales, que deforman la lengua en trance,
por el poder portador de las señales, con la bendición de
medio litro de sed, sobre cualquier hoja del aire, dónde los
problemas tienen un precio razonable, para los panteones
plagiados por el estiércol de un caballo, con la corteza de un
sauce, en el amargor persuasivo, de cualquier planta o palma,
pie o mano, virtud venenosa, siguiendo así la tendencia de
los resultados impredecibles, en la repetición más fascinante
de todo lo ignorado, y la mezcla complicada que más confunde…

¡ Al reverberar la reverencia del revoloteo retrechero !

Porqué el silencio se ha marchado
al cielo desabrido y ocultado
entre lámparas de sangre
seca la consciencia
abundante en el desprecio
de la lengua al alma ajena…

Encerrando la verdad, al mundo de la sierra abierta, del bosque,
del pasado omitido, en estos años que vencieron a los meses, y
dejaron paralíticos los días, en el gran progreso hacia el abismo,
con los cambios más espirituales, del plomo en manos del infierno,
en los bordados funerarios, del ortoedro virtuoso, acomodado en
el cálculo infinitesimal, de una lágrima regular, que ocupa las pocas
funciones trascendentes, en la vinculación de los logaritmos con
los números imaginarios, en la tangente respuesta, y la secante en
los catetos indispuestos, por la tempestad en el plano simétrica…

¡ Al recrudecer tempestuoso, de las relaciones, de sucesos aleatorios !

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Al recrudecer tempestuoso ( Neosurrealista )
                    

Inscríbete para enviar tus poemas


Acerca del autor


JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia
Poemas publicados: 74
Cómo mostrar mi imagen

Quizás te perdiste de:

Días fríos, húmedos y grises. Veo gotas caer por mi ventana, y fuera veo un mundo horrible. Las mascotas lloran…

xtormentax

Espero que no te haga falta. Bueno, sé que no te hace falta. Aunque pensándolo mil veces, quisiera que sí.…

Alma

Acrósticos clásicos


Te extraño: Te extraño mucho, tanto, eso no lo dudes. Extraño tus...

Te quiero: Te quiero ineludiblemente, eternamente quiero tener...

Te amo: Te amo, no puedo evitarlo. Aquí, ahora y ya, te amo...

¿Quieres ser mi novia? Quiero hacerte una pregunta, y quiero que...

Eres mi mundo: Eres mi luz, mi refugio, eres mi todo, mi sol...


Te extraño mucho:

Te extraño mucho. Eso no lo dudes, sin ti soy...

Feliz cumpleaños:

Feliz cumpleaños en este día te deseamos, que...

Siguiente Poema al azar


Pequeño niño diurno Quisiera ser el sol Que nace de tu sonrisa O la paloma envuelta En tus manos Darte los tesoros Que el mar deposita en  sueños y deletrea el verbo jugar Ser la nube Dibujada por t...
Encenegarse ( Ultraísta ) E.N.C.E.N.E.G.A.R.S.E. ((( Ultraísta ))) Aplaudiendo a las monedas arrodillados los vientos bajo el cabello Esquelética la mirada sin pulso ...
Acróstico de celular Como ignorar que En la moderna época se hizo universal La moda del celular que nos permite comunicarnos Unos con otros, sin importar Las distancias, desde cualquier lugar, sin Accesorio...
Aqui se queda todo Aquí se queda todo Aquí se quedan mis penas y alegrías, aquí, todo se queda madre mía, contigo las caricias  cuando tierna yo te daba, y el calor materno, que en mi , con amor derr...