ALGO SOBRE EL SUFRIR Y EL SUFRIMIENTO

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

ALGO SOBRE EL SUFRIR

 

“El aire arrastra la cometa, pero también la eleva”

 

Sufres porque te aferras a las cosas,

porque reaccionas a los impactos del mundo externo.

(Mucho de tu sufrir radica en que tú  mismo has decidido aceptarlo).

Y si, para colmo, en la guerra eres un arquero sin flechas,

hasta una lágrima se abalanza sobre ti como un mar

y te estrangula y te pierde.

 

No te quedes con lo que no es tuyo,

no recibas el veneno del que te lo lanza,

no te recluyas en los dedos de la ira.

 

 

Tu jardín necesita de la luz y la sombra.

Y, aunque parezca absurdo,

el sufrir corre en tus huesos buscando dicha.

Para ti, que no eres sino un embrión de hombre,

la dicha y la pena se suceden con rapidez vertiginosa.

Y juntas te pulen como un cincel.

Pero otro —el valiente— se elevará al aire buscando sol,

aunque el sol también lo haga sufrir por un instante.

 

El dolor es una espina transitoria,

pero no una eterna penuria;

es un hueco en el pecho,

pero no un abismo insalvable en la vida;

es una espuma tormentosa,

pero no un huracán atormentado.

 

Sufres porque estás escalando por las espinas de la rosa,

pero tú eres más fuerte de lo que sospechas o imaginas.

Y si crees que el sufrir es una maldición,

yo te recuerdo que más maldición

es creer que para eso te destinó la vida.

 

Las olas se estrellan contra la roca,

pero se deshacen en espuma.

Y los huracanes destrozan débiles chozas,

pero aun de en medio de ellos surge un canto.

 

Los años sin las noches serían años incompletos.

Y la vida sin el quebranto sería sólo un trozo de vida.

 

Tú necesitas lavar en lágrimas tus ojos

para que queden más puras tus pupilas,

para que puedas ver mejor el mundo.

Y necesitas que el corazón se te comprima

para saber que todavía no te haces fósil.

Necesitas la suprema noche

para bendecir el día,

para amar el canto de los pájaros,

la luz de una sonrisa,

la mano que te ofrece sus caricias.

 

Tú necesitas perdonar

para no amargarte la vida,

necesitas olvidar para no quedarte en la estéril tierra del pasado,

para no anclarte a los gritos,

para permitir que el viento dance entre tus ojos

o entre la copa alta de los árboles.

ALGO SOBRE EL SUFRIR Y EL SUFRIMIENTO

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1406
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Poema de amor – Hacia ti

HACIA TI SE DIRIGE MI UNIVERSO POLAR   Hacia ti se dirige mi universo polar. Quisiera ser una gota de nieve invisible que en tu fuego se derrite, que se hace humo y vuelve al mar.   Y quisiera ser


Ella no estaba en los arboles

ELLA NO ESTABA EN LOS ARBOLES, no estaba en la niebla, no estaba en el aire. Ella estaba en el tallo, en las raíces, en el corazón despedazado de la bruma; ella estaba en el cuerpo y buscaba aire, buscaba


Fatalmente la misma

FATALMENTE LA MISMA Eres fatalmente la misma, descorazonada de piernas y de boca; vas por puentes de angustia, por osarios en las yemas. Fatalmente idéntica, te desvistes como se desviste la aurora. Y un sol oscuro trepa lleno de cabellos,