ALGO SOBRE LA MUERTE

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

ALGO SOBRE LA MUERTE

 

Morir es retornar a la verdadera cuna,

es dejar a nuestro cuerpo hacerse uno con la tierra

para que de él tomen vigor los árboles;

es descender, ausentarse por un momento.

 

Sólo cuando la semilla cae y se inhuma

comienza su verdadero ascenso.

 

Sólo cuando la noche se enciende en nuestra estancia

se encienden los luceros que preceden al albor.

 

Y tú eres esa estrella buscando cielo.

Y tú eres esa semilla que busca hallar su verdadero

destino, socavada,

muerta a la sequedad de la semilla.

 

El día es una carrera desenfrenada hacia la noche,

la vida es una carrera febril hacia la muerte.

 

Cuando algo nace algo muere.

Cuando algo muere algo nace.

Mueren las bocas agonizantes y de su tierra

se levanta una voz más fértil.

 

Pero si te traga sin molerte,

si cruzas la calle con el cuerpo deshecho,

entonces ciertamente hay en tu frente un día sin luz,

algo como una bóveda aferrada a tus huesos,

algo como una lágrima que se escurre.

 

Yo te digo que venimos de la muerte

y vamos para la muerte.

Cuando morimos ya no somos.

Antes de nacer tampoco éramos.

Y, sin embargo, algo subsiste a estos amaneceres

y atardeceres.

Cuando muere el maíz, cuando se secan sus tamos

y su cuerpo se quema en los fogones

¡sólo el cuerpo se hace ceniza!

Su esencia verdadera se recolecta

y vuelve a nacer cuando la mano del sembrador

la riega en el surco.

 

Cuando nuestros pasos cesen seremos como soles

escondidos detrás de la montaña,

los hombres no nos verán, pero seguiremos

el curso de nuestras vidas…

nuestros días sin lindero.

 

¿Por qué le temes a la muerte?

¿Qué ocultos apegos y sombras te nublan el corazón

y te hacen aferrar como el náufrago a su tabla?

Y ¿realmente crees que con tu cuerpo quemado

vas a dejar de existir?

 

No te aferres como árbol gigante en la tierra.

Vete que así podrás estar más cerca;

elévate que así podrás mirar más lejos.

¿Sufre el solo cuando se hunde en el límite

de las montañas?

Pero no trunques el sentido de mis palabras:

Yo no quiero tumbas, sólo pido ángeles.

ALGO SOBRE LA MUERTE

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1394
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Remedio para la soledad

COMO CURAR LA SOLEDAD – REMEDIOS PARA LA SOLEDAD PARA CONJURAR LA SOLEDAD te escribo estos versos, para conjurar la soledad digo que no siempre he de estar solo. Para desterrarla me hago compañía y digo que el amor es


Antes nunca, antes todo

ANTES NUNCA Antes nunca todo antes antes y después tampoco siempre pasa no perdura ni queda se hace polvo antes siempre de mazorca y cocodrilo antes cesando nunca siempre a rayas nunca siempre húbose entigrecido entrigecido Yelhi no es una


Vida, son terribles las horas

VIDA, SON TERRIBLES LAS HORAS, los sitios prohibidos, los cuerpos que se diluyen en la noche, allí donde nadie los percibe, allí donde podemos morirnos sin que nadie lo advierta. Vida, yo te siento perdida, las horas atroces nos persiguen,