Algo sobre los momentos dificiles

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

MOMENTOS DIFICILES

“No he vivido y me siento cual león abatido;
No he ido a la batalla y siento que he perdido la guerra”

Madre, creadora de los mundos,
por ti se asciende a la ciudad victoriosa,
por ti resuenan las trompetas de la eterna luz;
por ti se va al camino espinoso
y se cae también, triturado de bruces a la roca.
Pero yo estoy absolutamente ebrio;
lleno de arenas sombrías.
Y estoy hastiado de fantasmas que ya no me horrorizan.
teatros persistentes,
victorias y derrotas sucesivas
para una persistente niebla.
Es real, mi corazón es conciente,
el mundo subterráneo me llama y yo quiero hundirme.
O tal vez no quiero hundirme.
O tal vez en este pedazo de mi vida eterna
soy un vuelo condenado a la nada,
un cóndor de alas rotas,
un trozo de la raza vencida.
Pero si me voy ahora volveré en la ancianidad de este tiempo,
cuando ya los días de la luna agonicen
y un gigante de nuestro espacio amenace nuestro cielo.
Pero si no vuelvo,
si me pierdo para siempre,
si lo no creado o lo divino que hay en mí vuelve a lo indefinible…
¡Ya no me atormentes

Algo sobre los momentos dificiles




Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1416
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


El coleccionista de poemas

ME HE DADO A LA TAREA de coleccionar todos tus poemas y dártelos. Poema es una cosa arbitraria que puede dolernos o no dolernos, tardíamente. Me he dado a la tarea de acumular recuerdos, vida, espigas en la mesa, duraznos.


Poema para Carolina

ESCRITOS PARA CARO Amor mío en sangre, te escribo este himno de palo, de cenizas; discúlpame, mi vorágine de rosas, si sólo hay en él nupcias subterráneas y lirios pálidos de hueso, la noche que pasaba silbando y mis brazos


Estacion del amor

ESTACION DEL AMOR Te amo en esta estación del amor. Te amo y afuera se oye el grito de los árboles despedazados, el río desbordado que arrasa casas, niños, como haciendo naufragar el corazón en su propio llanto, como lluvia