Amor y masacre

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

AMOR Y MASACRE

 

Te doy este amor más largo que todas las hileras

De los muertos,

Más grande que todos los gritos y las explosiones.

Ven y mira esta masacre:

Así es mi amor tan largo como este continente de cuerpos.

 

Más exquisito que los pezones de la masacre,

Alcantarillas que lloran amargamente,

Perros que amamantan ojos y fatigas

Escorpiones escozor

De las soledades imantadas

Te doy este amor más caliente que las bombas

Que despedazan brazos

Y dejan cráneos náufragos

Llenos de sangre agusanada

Más inexpugnable que las heces de una golondrina

Que el agua que se le sale por las narices

a esos a que una espina les ha punzado los miembros

te doy este amor

fermentado por tantos campos y uvas envenenadas

amor bilis que se riega por tu geología dulce

amor lengua chupando los intestinos y la quijada

te doy este amor

que no sólo son falos ni vaginas

sino espumosas plumas debajo de los brazos,

y hortensias con que te corono temblorosa en el bosque

Más largo que las piernas gangrenadas

de esos que no pudieron volver de la guerra

Y más terrible que las niñas violadas

en el oscuro de la noche

Cráneos compactos

y carracas que se esfuman

Este amor más hondo cuando viajamos a lo más hondo

Cuando yo te penetro

de mi tristeza

y se agigantan nuestros corazones como los higos

Lobos hambrientos de la barbarie

Como nuestras bocas cuando se tocan y se juntan

Como las anchas olas de este mar extinto.

Autor: Joehan Romero

Amor y masacre

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1414
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cuerpo farallon quemado

CUERPO, FARALLON QUEMADO, incendia mi muralla de paja, a besos, hacha palpitante, esqueleto, duna de vapores florecida, te deslizas, y en una ráfaga de sueño llegas, dormida, cabellera dormida, cuerpo de mazorca, sangre turbia, y voraz, y ceniza, corazón a


Poema de amor deseperado

YO TAMBIEN ME IRE CON LOS OJOS AGONICOS, con la carne desgarrada, hacia la noche queme amamantó, hacia la sombra que, como el tiempo, todo lo destruye.   Mi grito manchado de sangre, mi grito pálido, no pudo ser bandera


Mira la extincion

Mira cómo los cuerpos se desmiembran cómo las amapolas se pudren cómo los insectos nos invaden cómo las cloacas nos cercenan cómo la sangre explota cómo los orines nos ahogan cómo las islas se hunden cómo el hedor nos penetra