C.R.E.P.U.S.C.U.L.A.R.

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

C.R.E.P.U.S.C.U.L.A.R.

Crepuscular

Abrigué al crepúsculo del frío.
Nadie veía más allá del cielo negro alegre. El
sol no había nacido. La sangre del silencio.


Anunciaba el camino sin regreso. Escribí, y desnudé
los hechos infernales y turbios, y las pajas polvosas
escucharon, y los ojos cerraron las puertas magras.

La última sonrisa fué, en el aire sepultada
de grietas y fango elegante, una mariposa que gritaba
su rapacería.

Despedí la ceniza del honor viejo que se aniquiló
Entre todas las ventanas : en los vidrios masticados
ví al indefenso inerme.

Luego destejí una a una cualquier fé. En el cielo,
agitando al fanatismo. En la superficie del mar,
donde la entregué a un escualo. En el hondo cementerio
todos huían despavoridos. Y los duelos y yo la perdimos
entre las arenas y las hienas, las rodillas y el perdón
de las lápidas gemelas.

En el fondo del abismo, lejos de un laberinto
de reptiles premiados, los vivo con sus escamas
más que inmensas espinas. El fuego era hielo
la luna maldecía las aves
del lago un esqueleto
dejó los huesos vestidos
con el suelo de sangre seca.
Al abrir los ojos el alba ensordecía…

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PÉREZ

C.R.E.P.U.S.C.U.L.A.R.
Se habla de:                             




Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 74
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Algo sobre el llanto y las lagrimas

LLORA HASTA QUE TE ARREPIENTAS de haber masacrado tus ojos; llora hasta que humedezcas la tierra de tus mejillas, hasta que te florezca alelíes y musgos. Llora hasta que tus labios beban, hasta que emerjan árboles e inundaciones de angustia.


… sobre el abandono

ABANDONADO, como las cenizas de un fuego lejano, como las osamentas de un animal polar.   Abandonado de ti desde el principio.   Crecen oscuras madreselvas sobre el mar de tu alma. Pájaros que ya no atalayan mis ojos. Abandonado


Cuando tu no estas, cuando estas ausente

CUANDO TU NO ESTAS, AUNQUE ME TOQUES, yo estoy a pesar de que te palpo, entonces tú estás ausente, ausente por juntos y por ambos, y ni siquiera me miras para corroborar que yo sigo ahí, a tu lado. Tú