Como decirle que todavia la quiero

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

TENGO QUE DECIR que aún me muero por tu cabello tibio,

por tus ojos montañeros,

que aún, mi lenta y dulce llovizna o hierba,

te marco con hachas y cinceles delante del viento,

llena de puentes clausurados.

Aún te amo,

y te persigo con mis flechas por el monte,

y aún se me derrama el pecho

por tu cuerpo de magnolia diluida.

 

Tengo que decir que aún se me salen los ojos

y que mis brazos te persiguen por dementes

trenes invisibles,

y que te invento en un copo de nieve,

y que confundo tu boca

con el vómito de las abejas en su colmena.

 

Ya hasta me he convertido en un oso

y rasgo de furia los árboles.

Soy un oso de anteojos y ni aún así te encuentro.

 

Otras veces era tan sólo una piedra en el camino

y te postrabas ante mí para quererme.

 

Tengo que decir que aún me muero por tus ígneas

ancas de venado tembloroso,

y por las pétreas lágrimas,

y por los espesos matorrales en que he excavado

con los dientes hasta hallarte;

mi dulce oliva, blanca gigante,

mi sueño no apresado,

la nube en que me muevo.

Autor: Joehan Romero

Como decirle que todavia la quiero

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1406
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


La partida del profeta

LA PARTIDA “Partir no es sino estar un poco más cerca, como el vapor que sube a las nubes está más próximo del mar” Debo irme. Y mi corazón tiembla una vez más y enmudece. Tal vez hoy es la


Necesito acabar el amor

NECESITO DESTROZARTE alma mía, yo, que fui delator de tus sueños. Pero llega la hora de amar te de nuevo y llega la hora de la distancia infinita. ¿Por qué será que en cada mujer que amo hay un imposible?


Los conflictos del amor

ESTOS CONFLICTOS DEL AMOR rara vez deben llevarse a otros oídos. Esas palabras no pueden modificar el latido de un corazón. Pueden sí echar luz donde antes había sombra, pero eso en nada garantiza su aprehensión por parte de un