DIFUMINADO TAFILETE ( Poesía Visual )

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

DIFUMINADO TAFILETE…
( Poesía Visual )
Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

El futuro estuvo recordando anochecerse
desocupando las pesadillas pasadas gris
entre las botas diminutas el invernal
enrejado entre los tibios ecos secos
sin abrigo en los cabellos impares
por el nombre de la tarde dueña
que no importa a las botellas
del tabaco despreciado allí
por el humo recóndito ya
de la mirada del viento
que viste la vista rala
que desnuda la ropa
cultivando sequías
pedestales islas
momentáneas
mecánicas
marfiles
largas
púas
lápidas
lágrimas
lastimeras
lamentables
pliegues plata
El futuro estuvo
Ingrávido sentado
con el vacío anegado
y las calles de amargas
fiestas en un quizás sin ser
y un simple tal vez recíproco
y un dónde sólo palabras están
entre las inquietas letras no escritas
entre las mejillas de las hojas y los ojos
en la cumbre del néctar peregrino soñado
en el aroma de noches lejanas y jardín núbil
en la lumbre perenne del hielo y el duelo frágil
Difuminado tafilete por los senderos del existirse

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

DIFUMINADO TAFILETE ( Poesía Visual )
Se habla de:                 


Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 74
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cuando no se puede huir del amor

NO PODRAS EVADIRME No podrás evadirme ni en el último rincón de tu cuerpo. Detrás del mundo, no podrás evadirme. En el hueco que hice para plantar los besos, no podrás evadirme. En el centro, martillada, acaracolada, cerrada en tu


Por encima de los afectos

ELLA ESTA POR ENCIMA DE MIS AFECTOS y mis pasiones, oh nacida en esas casitas tristes, hija de tus padres, ¿qué más puedo hacer sino quererte?   Ella está más allá de todos mis delirios, más allá de esas tierras


Tiemblo

TIEMBLO, ¿acaso, no tengo derecho? Soy sólo una gota en la boca desesperada, una lengua de fuego. Se me escurren las lágrimas por las costillas y los huesos. ¿Acaso, quién dijo que mi pecho estaba vacío? Tiemblo