DIFUMINADO TAFILETE ( Poesía Visual )

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

DIFUMINADO TAFILETE…
( Poesía Visual )
Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

El futuro estuvo recordando anochecerse
desocupando las pesadillas pasadas gris
entre las botas diminutas el invernal
enrejado entre los tibios ecos secos
sin abrigo en los cabellos impares
por el nombre de la tarde dueña
que no importa a las botellas
del tabaco despreciado allí
por el humo recóndito ya
de la mirada del viento
que viste la vista rala
que desnuda la ropa
cultivando sequías
pedestales islas
momentáneas
mecánicas
marfiles
largas
púas
lápidas
lágrimas
lastimeras
lamentables
pliegues plata
El futuro estuvo
Ingrávido sentado
con el vacío anegado
y las calles de amargas
fiestas en un quizás sin ser
y un simple tal vez recíproco
y un dónde sólo palabras están
entre las inquietas letras no escritas
entre las mejillas de las hojas y los ojos
en la cumbre del néctar peregrino soñado
en el aroma de noches lejanas y jardín núbil
en la lumbre perenne del hielo y el duelo frágil
Difuminado tafilete por los senderos del existirse

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

DIFUMINADO TAFILETE ( Poesía Visual )
Se habla de:                 

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 68
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Nuestra vida es…

NUESTRA VIDA es coleccionar palabras, También espinas, grutas, limones. Ayer cayó la mariposa y aún su grito se oye. La nieve también es dolorosa, Y es sangre armada de trompetas. Y también es nuestra vida Crecida en espirales, muecas, También


Represalia amorosa

MIS FOTOS Ahora mismo debes estar rompiendo mis fotos y llorando lágrimas de coraje, lágrimas que, si fuera preciso, tendrían veneno o naufragios terribles en la frente. Ahora mismo debes estar recordándome toda la familia, mi mascota, mi madre, mi


Amor leve

AMOR LEVE   Te quiero, lo que no quiero es besarte. Quiero abrazarte, acariciar tu cintura y pasar las horas sin decirnos nada, sin juntar nuestras bocas, sin unir nuestras pieles. ¡Qué extraña combinación de los corazones! Te quiero así,