esa palabra


Publicado por:
MARIA ARNALDO
Ver biografia completa
Poema aleatorio:

NUESTRO IDIOMA


otros poemas

el amor esa palabra de cuatro letras
esa palabra tan cortica y tan profunda al mismo tiempo
esa palabra que usamos todos los días, tan gastada
esa palabrita que duele tanto
que hoy me patea en el pecho
si pudiera meterme la mano en el corazón, me lo arrancaría
para no sentir ni pensar
para eliminar este montón de dudas y este sentimiento
siempre siendo el ultimo puesto
siempre recogiendo las migajas de otro
siempre ilusionandome con lo que yo se que por naturaleza no me tocaría
como siempre, me volví a equivocar
porque soy tan torpe y destruí lo que mas quería
porque nadie puede quererme aunque sea un poquito
nunca debí ver mas allá de mi condición
y aceptar con resignación el destino
pero esa no es mi realidad, soy ambiciosa y me gusta luchar por lo que quiero y quizás eso sea mi perdición
un ser como yo quizás no tiene derecho a algo mas que la discriminación no lo se
pero lo que si estoy segura es que sin el amor no hubiera mundo posible

esa palabra

Acerca del autor


MARIA ARNALDO
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 41
Cómo mostrar mi imagen


Poema anterior:

«

el amor esa palabra de cuatro letras esa palabra tan cortica y tan profunda al mismo tiempo esa palabra que usamos todos los días, tan gastada esa palabrita

Poema siguiente:

»

el amor esa palabra de cuatro letras esa palabra tan cortica y tan profunda al mismo tiempo esa palabra que usamos todos los días, tan gastada esa palabrita


Poemas recomendados

TRASLUMBRARSE LUCTUOSO

TRASLUMBRARSE LUCTUOSO Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ Por esa vez que vamos a visitar los recuerdos en la vieja memoria cuando cierra la puerta y el dolor

EL HOMBRE EN EL ESPEJO!

Mis dias son un gran paisaje de envidia, lleno de carcajadas, risas que van y vienen y la locura que empapa mi cuerpo en todo el dia. Pero


SI PUEDES…

SI PUEDES… Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ Recuerda Almohadado, corre después si quieres la desazón no puedo doblar en la esquina. Los piscívoros enrojecerían como encrudecen para

Tu

Vuelvo a caer entre tus brazos, Tú me acoges con ternura No hay figura alguna que se quede muda Ante ti … Tu hablas ignorando los rechazos Conviertes