Guerra de trincheras

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

Artículo sobre Guerra de trincheras
Guerra de trincheras

Pero antes…


Anualmente esta enjuta devoción del adorado
abrochando o planifica o pone
impasiblemente con la calmada fetal del disgusto.
Guerra de trincheras


TRINCHERA

Te he traído, vida mía, las rocas agujereadas,

te he traído el disparo en las mejillas

y el común incendio en que se ahorcan árboles.

 

Vamos, vida mía, a ese valle  de albahacas destrozadas,

a las calles en que caen los brazos de palomas;

vamos a comer las almendras rociadas en sangre;

vamos a la casa en que palpitan las granadas,

vamos, en fin, a al sitio en que mueren niños

y arden vegetales.

 

A ese mundo vamos a tendernos,

amor,

rodeados de granadas y flechas,

con la sangre en nuestras bocas,

llenos del páramo fusilado.

 

Pero aún vuelan mariposas.

Vida mía,

yo te arranco esas alas y te hurto los cóndores

antes de que la bala alcance tus manos de paloma.

Antes que en ti se apaguen las trompetas

y resuciten las albahacas

mientras la tierra se desviste

mostrando sus hijos más tempranos.

 

Vida mía,

aún tu mano se ha llenado de risas pálidas,

del trigo cercenado por cañones.

Vamos al campo atrincherado en un solo estallido,

a su ebria soledad de funerales.

 

Pero aún el pan arde en los hornos y la sangre rueda,

aún el olor de la yerbabuena perfora el aire.

Yo también te arranco dos o tres mariposas

nacidas en tu quebrada geología

y me lanzo de súbito en el aire hecho de sonidos.

Fin de Guerra de trincheras

Y para terminar…


Poesía Koan

Guerra de trincheras

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1408
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cáritas

Cáritas Del cielo baja una luz que alumbra unos corazones Un grupo lleno de amores que Dios le ha hecho un llamado Dar caridad al hermano que esté en mala situación brindándole el corazón y extendiéndole su mano Cáritas es


EL POEMA ABSOLUTO

Este gran poema contiene todo lo que anuncia, es sólo cuestión de leerlo completo. CANTOS PRELIMINARES EL POEMA ABSOLUTO Primera sesión I Todos somos uno, y en el uno somos todos; y no hay hombre que se muera sin que


Corazon mio

CORAZON MIO, NO CEDAS más que a la ausencia, cuando sus moscas te recluyen a la nada. Oigo su zumbido; no cedas más que a la tierra, a el dolor de los que se mueren solos, al alma quemada, a