HONTANAR EXECRABLE

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

HONTANAR EXECRABLE
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Palpé al olvido y su memoria
Quieta la sed y su recuerdo
Por el agua frágil
De las grietas caprichosa luz
De la ignota marejada lenta
Por las calles ondulantes
¡ Dónde se entinta una ausencia !
Del súbito peligro atenuante
¡ Indeseable en la belleza inocua !…

¡ Oh, alfaguara de futesa !
¡ Oh, entonadera de nonada !
Adarga abundosa de escoria
¡ Cuánto embijar y achubascarse !
Zalamero zángano zarandeando zopencos…

Del papel incumplido
Ví el sabor y sus colores
En los cabellos, fieras, indiferencias,
mesas solas, hambres desnutridas;
enrojecidas nubes en el suelo
y techos de azul podrido
en el cántaro curioso
por la esterilidad y su fruto…

Del borbollar afrentoso
Un tifón, un ciclón, una tromba,
son menos que poco comparados
del mal al peor arrobo embozado
por el guirigay de corbata y saludo
Y el gracejo por lo luctuoso embetunado…

¡ Fontana de fruslerías…¡
De
Plano pleno planchando platos
Del
Salado dolor, salado recuerdo, salado ausente,
¡ Alado y desendemoniado… Dudoso ingenio !
Que vuelve y en ello se pierde,
allá el aire huyendo gris
allá el camino inquieto
entre la mayor honradez multiplicada encizañada
Con absoluta lealtad, fingida, concavidad, de honor manando…

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

HONTANAR EXECRABLE
Se habla de:                 

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 68
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cuando la gente quiere morirse

CUANDO LA GENTE QUIERE MORIRSE cierra los ojos, cierra todas sus puertas y se hunde. Morirse es como ir cayendo, como colgar mucho polvo en los párpados, como comer la última fruta. Entonces esa gente no dice nada, nada; uno


El dia en que quiera a una mujer

EL DIA EN QUE QUIERA A UNA MUJER no sé que voy a hacer. Llevo el amor contenido, o tal vez es mera ilusión, invención del aire. Nunca se sabe querer, no quiero ni la madre inmóvil, la caverna vacía,


Un poema estupido

TE AGRIETA LA MADERA, la indiferencia caramelo, vuelan cuellos odontólogos, desangrándose por un agujero, por el ombligo, crecen decreciones, paralizaciones, un canal de abismos, te ata a la nada, inexistencia, morirse por lo débil, por un fuego, pestañeo en lo