LA MI GRANT SED (Experimental en Castellano Medieval)

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

LA MI GRANT SED
(Experimental en Castellano Medieval)

Fué un día doloroso
día escuro e nebuloso
de piedras fuertes e duras.

Señores, punad en facer buenas obras
que a morir habedes, non sabemos cuando.

Mas non les valdrán flores e rosas
que vuestras amadas non vos querrán ver.
De los que te sirven tu eres espejo
del mal que fesiste, si eres repiso
por tu bana-gloria e falso riso,
yo en el infierno bivo con dolor.

Los que bien fisieron habrán siempre gloria.
Los que contrario habrán dapnacion.

En lo cual se acuerdan las mas opiniones.
Ca unos caían en la mar llagados
e otros en pronto las vidas perdian.
Acerca de un lago firviente espantoso
triste e amargo sin otro dulcor.

La grant maldición cruel, muy estraña.
e mi escureza mas que non de luna
mejor le seria por cierto morir
e por mi se engendra la muy cruel muerte.

En la vida le fago ser olvidado
commo si nunca oviese nascido.

Vida muy triste, amarga, espantosa.
A los abondantes consiste en pobresa
e al muy valiente cometer vilesa.

Commo aguila monta en aire bolando
frutales e flores fruten e florescan
e assi andando por entre rosales
cuesta sofrir su trago amargoso
que alunbrara la montaña escura
mas de la vera nobleza
¡ Piedad verdad e franqueza!.

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PÉREZ.

LA MI GRANT SED (Experimental en Castellano Medieval)
Se habla de:                                 

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 68
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Cuando se pierde el amor

QUE PERDEMOS SI NUNCA TUVIMOS NADA   Yo te perseguí amor a mis maneras. Mariposa neta de vaporosos herrajes. El día es cruel Y se hacen añicos las escobas, Se rompen también los ojos, También tu boca, aún,   Con


Hemos inventado el fuego

HEMOS INVENTADO EL FUEGO, paloma tibia. Tú creces: Hay humo y calor en nuestras pieles; verte quema, cada caricia tuya quema. Ven, ardamos como fogatas en el bosque, incendiemos cada hoja y cada beso. Tú creces en medio del ártico


EL TIEMPO

El tiempo   En la obscuridad de la noche viendo el tiempo pasar. Indolente, ante una humanidad que inocentemente piensa ” el todo lo curará “. A pasos aguigantados avanza, aplastando sueños e ilusiones de quienes lo usan solo para