Los hijos de los miembros incendiados

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

LOS HIJOS DE LOS MIEMBROS INCENDIADOS,
la herrumbre y las flores que crecen al otro lado
de la angustia,
la lluvia de campanas
y de escorpiones nupciales,
los cascos con un sudor negro,
la llama que es fuego,
dentaduras,
abandonadas vitrinas para guardar nuestro insomnio,
nuestro grito.
Oh, ardores sin principio prendidos a las tablas,
doncellas sin aceite, impúdicas,
museos de antropología en que hemos estados mirándonos,
inmóviles, sarcófagos de meses, calendarios;
vivir es dejar que el tiempo pase,
que fluyan las langostas antropófagas,
los huesos,
el sexo del recién muerto
y que en meses ya es una tierra.
Los desfiles por pasarelas interminables,
por pies sin cabellera,
los cascos roncos a que rema, rema,
la vida o la muerte;
es distinto si respirar es podrirse,
o si respirar es hacer añicos el azul azul,
los tumultos, las barricadas,
nada,
nada.

Los hijos de los miembros incendiados

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1394
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


El coleccionista de poemas

ME HE DADO A LA TAREA de coleccionar todos tus poemas y dártelos. Poema es una cosa arbitraria que puede dolernos o no dolernos, tardíamente. Me he dado a la tarea de acumular recuerdos, vida, espigas en la mesa, duraznos.


Hijos para la guerra, hijos que mueren en la guerra

HOY TE PARIMOS, para la guerra hijo nacido de cañones y fusiles. Allá te espera la tierra abierta hecha sangre; allá arde la más alta angustia.   Hoy te parimos, hijo solamente de la piedra y la niebla extinta. Allá


Hablando de los hijos

CUANDO HE HABLADO DE HIJO no me refería a un caso particular, a una saliva hecha de huesos y mejillas, sino a aquel que se arropa con estas letras de temblor, de polen guerrero y sencillo, mis letras que urdo