Los hijos de los miembros incendiados

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

LOS HIJOS DE LOS MIEMBROS INCENDIADOS,
la herrumbre y las flores que crecen al otro lado
de la angustia,
la lluvia de campanas
y de escorpiones nupciales,
los cascos con un sudor negro,
la llama que es fuego,
dentaduras,
abandonadas vitrinas para guardar nuestro insomnio,
nuestro grito.
Oh, ardores sin principio prendidos a las tablas,
doncellas sin aceite, impúdicas,
museos de antropología en que hemos estados mirándonos,
inmóviles, sarcófagos de meses, calendarios;
vivir es dejar que el tiempo pase,
que fluyan las langostas antropófagas,
los huesos,
el sexo del recién muerto
y que en meses ya es una tierra.
Los desfiles por pasarelas interminables,
por pies sin cabellera,
los cascos roncos a que rema, rema,
la vida o la muerte;
es distinto si respirar es podrirse,
o si respirar es hacer añicos el azul azul,
los tumultos, las barricadas,
nada,
nada.

Los hijos de los miembros incendiados

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1414
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


La quinta sinfonia de Beethoven (poema)

QUINTO SILENCIO Shshshsh… silencio, ¿oís algo? ¿Oís un cuerpo desmembrado del que no emana sangre sino espuma? Shshshsh… oigo su música, ¿y tú? ¿Oyes algo? ¿Puedes acaso oír tu furia y tu ternura? La quinta sinfonia de Beethoven (poema)


Humano, demasiado humano

FALIBLES (POEMA)   ¿Por qué será que, a veces, somos tan falibles? ¿Tan poca cosa? ¿Por qué será que un día —cualquier día— un gusano se yergue en el centro y nos horroriza y nos deja como mudos? Y también


La partida del profeta

LA PARTIDA “Partir no es sino estar un poco más cerca, como el vapor que sube a las nubes está más próximo del mar” Debo irme. Y mi corazón tiembla una vez más y enmudece. Tal vez hoy es la