Mi angel, mi todo

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

TU ERES MI PRIMER ANGEL,
y así como amo las frutas del otoño,
así he de amarte,
fuego mío,
mi doncella muy queridísima
a través de todos estos extensos viajes,
de nuestra loca errancia,
ahora, ¿a qué perdernos?
¿A qué darme a una mujer que me fue dado conocer
anteladamente
y cuya desnudez tiene el atributo de la escoba?
Debemos vivir momento a momento,
de instante en instante,
entonces, amor,
yo te quiero hasta el delirio,
a través de todas las edades,
yo te corono junto a la tierra
poblada de azucenas y girasoles;
yo también amo tus ojos de fuego cansado,
esas manos en mi cuerpo,
delicadas manos masacradas por los tiempos;
angel mío,
si tuviera el talento para decir
tus convulsionadas delicias,
alma pájaro oteador de incesantes guerras,
doncella península
a que se derriban los bárbaros,
mujer, abeja zumbante,
coronada de palos y de flores que cojo en el monte;
yo quiero taparte bajo mis brazos,
mujer fuego que derrites los aceros
y las venas,
derrites un océano y seguimos intactos,
los dos, simplemente solos.

Mi angel, mi todo




Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1416
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Costumbres salvajes

COSTUMBRES SALVAJES   Hemos estado aquí amándonos por largo tiempo.   ¡Qué manía esta de quererte!   Qué costumbre tan salvaje de verte y no tocarte, de no exprimirte junto a mí.   Y qué manía esta de adorarte. Y


SUICIDIO

SUICIDIO   Yo no amo a los que voluntariamente se vedan la luz del crepúsculo y las amorosas válvulas del corazón que palpita. Amo a los que se mueren de otra forma; y si yo me muero en esa forma


A conocer el mundo

CONOCER EL MUNDO   Vamos a conocer el mundo, por calles, por continentes, por caballos de viento y alados; vamos por tambores y por orquestas, y estamos quietos, mudos, como alelados, llenos de vértigo en los párpados; vamos hasta que