Para que hace falta la guerra?

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

“Uno no sabe si llorar por los muertos

o por los que quedaron vivos”

 

TE ECHAREMOS DE MENOS, guerra,

sólo por una razón;

El no habernos matado también a nosotros.

Hubiera sido mejor.

Entonces no estaría peleando un trozo de pan

/con los perros

ni engañando mi esperanza con palabras de falsa luz.

No estaríamos tratando de rescatar de la ceniza

un cabello de esos que besarnos viendo romperse el día.

 

La guerra ha terminado —se nos ha dicho—

(Como si realmente pudiera correrse esta cortina de humo

y este grito apenas comenzado en lo labios).

Antes nos desvelaban las explosiones

caídas sobre el mundo;

ahora ya nada nos desvela,

ahora ya no tenemos sueño,

nuestro sueño quedó enterrado

bajo las fronteras de la ruina,

nuestra esperanza descendió con sus alas rotas.

Antes luchábamos contra el frío uniendo los cuerpos,

pero ahora esos cuerpos me horrorizan

y me llenan de más frío que la nieve.

Sí, hubiera sido mejor descender también nosotros

junto a estos niños para siempre.

Autor: Joehan Romero

Para que hace falta la guerra?

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1406
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Sentirte mia

QUISIERA ABRAZARTE y todavía poder juntar los dedos en mis espaldas, sentirte mía, y que no eres otro cuerpo sino una espuma que aprieto y hiere. Sentir la docilidad de tus pechos apretados contra mi pecho, y saber que eres


Corazón

CORAZÓN Cayó el corazón En abismo oculto, Cual vil sinrazón De instante difuso Y murió el amor Bajo cruel diluvio Y el ojo arrancó De su cuenco oscuro. Mas un día una flor Creció en el abismo Y fuerte el


Las tensiones de la guerra

LAS TENSIONES siguen creciendo. Y estos negros pájaros picoteando el cielo no son el mejor presagio. Hemos visto —no es un secreto— a bando y bando hablar de paz mientras avivan sus fuegos. Quieren entrar en la guerra como quien