PÁRPADOS CELESTES ( Experimental Neosurrealista )

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

PÁRPADOS CELESTES
( Texto Experimental Neosurrealista )
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Abren los cerrojos del talón, con las monedas
comestibles, y crueles alcancías por el sol, ahí
entre las nubes, que lamen a la lluvia de violines
violetas, con el vuelo de las últimas estrellas.
Parpadeadoramente, como los sueños de los
fantasmas, que temen ser vistos, con los ojos
cerrados, por el sonámbulo que murió hace
diez siglos, entre camas hechas de arena, y
cobijas de luna desnuda, por tener el tapete
con un exceso de nubes, y haber perdido las
sandalias de telaraña dorada…
No lo imagines
si
no
lo quieres
si no deseas verlo
aguarda
espera
piensa un momento
al último
se reparan
los errores
los más
pequeños
después
y
los
otros
ya
lo
verán
si quieren…

¡ Aún, y si contradijere la luna al mar !
Hidrófoba hiedra hilando himnos hipócritas
Como si hubiese contradicho
el futuro al presente en la palidez empaquetada
Y contradijéseis con sueños las almohadas…

En
El
Agua fecunda
El
Silencio
huele mojado
diminuto
en
la
raíz espumosa
de
las
noches ardientes…
¡ Imagínalo !
dentro
de tí
existiendo
el
cielo
sin huir
germinando
cada día
caminando
con
tus
alas
parpadeando estelares… ¡Abierto el cerrojo !.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

PÁRPADOS CELESTES ( Experimental Neosurrealista )
Se habla de:                         

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 62
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


No quererte

PUEDO PERFECTAMENTE pasar de quererte a no quererte, pero —claro— no depende de mí. No quererte


Nada que ofrecer

NO TENGO MAS QUE OFRECERTE que mi corazón licuado, ahora; no lo tomes, no quieras venirte conmigo a este remolino de angustias, a tristes estancias donde todo se fosiliza, no permitas que este corazón torturado por hachas y tiempos te


Como nace un niño?

¿COMO NACE UN NIÑO? —me dices—. Hijo, mira las plantas cuando una flor abandona su polen al viento, mira las palomas cuando se acarician encima de los árboles, el agua del arroyo cuando se junta con otro arroyo y fecunda