Poema cruel para un moribundo

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

POEMA CRUEL PARA UNA PERSONA AGONIZANTE O QUE ESTA A PUNTO DE MORIR

TE HE VISTO MURIENDOTE ESTOS DIAS,

no haces sino revolcarte en la cama y quejarte.

No haces sino engañarnos,

hacernos creer que ésta es tu agonía última.

Decídete,

defínete por la línea del ser o no ser.

Levántate ahora de la cama y saltar en un pie,

o si es que de veras te vas a morir,

no nos dejes en la espera interminable,

posponiendo el almuerzo,

privándonos de ir a la discoteca

sólo porque quieres morirte,

porque persistes en la idea de tu fiebre.

Deja la pantomima.

Si fueras más humano resistirías

toda esta sombra en silencio;

pero ahora osas preocuparnos,

llamar a los cuervos

(Si quieres los matamos para eludir el augurio).

Pero si cambias de opinión,

te azoto hasta la muerte con mis palabras,

y si aún tienes fuerza para levantarte,

te quito tus propios pies

para que no tropieces.

Autor: Joehan Romero

Poema cruel para un moribundo




Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1416
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


ENSOBERBECIDO ((( Ultraísta )))

ENSOBERBECIDO (((Ultraista))) Allá el silencio dobló sus pantalones y el mar calienta el sueño de una oreja El ojo nace donde el plomo muere Callado como el hielo encadenado en la tarde seca bajo el zapato aletargando al especulo extraviado


Poema con la letra P

TU NOMBRE   A veces la luna, cuando se alza s Me                                             o Recuer—                                             b da                                                            r Una                                                          e Letra                                                        e Y                                                             l Esa                                                       p Letra                                                 o Me                                          s r                        t e c u e r — da tu nombre.


Guerra, maldita guerra

GUERRA, MALDITA GUERRA, te has cernido sobre las pieles amadas, devoradora de los intestinos.   Yo no entiendo cómo se puede hablar de un cielo coronado de lilas desbaratadas, de una sangre consumiendo la flor del tomillo, si esta guerra