Poema no. IV


Detesto el olor hediondo

de los días vacíos,

ambigüedades de sus flores caídos.

Contraste oscuro,

brillante púrpura

de  pálidos párpados muertos,

mirando al vacío;

y a sus tempestades infinitos.

Colores grises, decaídos,

donde el pésame dicta las lágrimas

de aquellos días oscuros.

¡Por culpa!

Por miseria,

y por cada uno de los pecados

de ciega valentía.

Oh, lirios,

adheridas de sangre;

lirios de dolor,

lirios de tristezas.

¡Oh, mía es la labor!

¡Mía es la pérdida!

Soy el testigo,

mías son los días,

y mía es la pérdida;

soy yo el culpable.

Oh, las horas, los días, la eternidad…

Sin gozo ni jugoso sentimiento,

Sin gozo ni jugoso sentimiento;

todos los días lo mismo.

Poema no. IV

Inscríbete para enviar tus poemas


Acerca del autor


Kristian
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia
Poemas publicados: 4
Cómo mostrar mi imagen

Quizás te perdiste de:

Al llegar la noche y cerrar los ojosa veces sueño con una vida diferente,con la que en despierta imaginoy al…

Marisel Segovia Zeballos

De madre pasas a abuela y el tiempo no te lo avisa Y en un abrir de tus ojos recibes…

cayitarodriguez

Acrósticos clásicos


Te extraño: Te extraño mucho, tanto, eso no lo dudes. Extraño tus...

Te quiero: Te quiero ineludiblemente, eternamente quiero tener...

Te amo: Te amo, no puedo evitarlo. Aquí, ahora y ya, te amo...

¿Quieres ser mi novia? Quiero hacerte una pregunta, y quiero que...

Eres mi mundo: Eres mi luz, mi refugio, eres mi todo, mi sol...


Te extraño mucho:

Te extraño mucho. Eso no lo dudes, sin ti soy...

Feliz cumpleaños:

Feliz cumpleaños en este día te deseamos, que...

Siguiente Poema al azar



  
 PALABRAS RELACIONADAS
Poemas - Poema no. IV - Texto al revés - literatura - poesía.