Poema para cuando uno se enamora

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

TE ESTOY AMANDO ENTRE ESTAS COSAS MUDAS,

entre esta niebla que te envuelve;

te estoy amando en el hueso que le hurtaste a mi hueso,

en el remolino de tu cuerpo deshecho en espuma.

Mujer de los ojos que humean;

fuego verde, boca roja;

la noche se ha hecho hoja que gira ante tus ojos,

desnuda desde tu primer impulso.

Te amo en mis fauces y en mi sangre caída;

te estoy amando sin el amor,

con el fuego agusanado,

con la vida saliéndoseme;

te estoy amando a lo torpe,

entre dos cerros que me enclaustran la frente,

entre las astas de tus muslos

que ayer veía florecer junto a tu alma constelada.

Te estoy amando en tu tierra frágil,

con tu recuerdo encarcelado en mis neuronas,

con tú hálito apresado en los barrotes de mis nervios;

apenas aventurera tú del mar

y la ola furiosa.

Mujer;

déjate amar entre estas cosas mudas;

junto a la chimenea que se ha tendido entre tu pubis,

puro amor que nos calcina las vidas,

que amputa la chispa

que un día estuvo atándonos.

Amor a las malas y de malas maneras;

ardes tú en mi guarida obscura,

águila insuflada de mi ceniza.

Amor;

te estoy amando desde las venas rasgadas,

desde la sepultura;

estoy amando tus ojos en que incrusté mis esmeraldas,

en tu boca que coloree con mi hemoglobina;

amor masacrado hasta el odio

y hasta el beso,

te estoy amando desde mi vida sin vida.

Autor: Joehan Romero

Poema para cuando uno se enamora

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1408
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


La guerra se declara por temor

GUERRA POR TEMOR   La guerra se declara por temor, ¿Por temor a qué? Por temor a ser atacados, a que el otro se eleve hasta el cielo, a que el enemigo subsista. Autor: Joehan Romero La guerra se declara


Algo sobre las acusaciones

ACUSO   Acuso el famélico trote del hombre por el hombre, La sal quemada en el endógeno insulto de la carne, Acuso el terrible leviatán que, Como en pozos sosegados, Arroja sus bramidos y en su cola de cobre muere


La escritura como curar amorosa

TU NO LO SABES, quizás tú nunca lo sepas, pero escribirte es como aproximarte a mí, tenerte más cerca, contarte cómo me encuentro, decirte el frío que ha hecho estos días. Es tenerte más cerca, imaginar que de una u