Poesias de amor – impresiones

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

IMPRESIONES

 

Yo no sé, pero tengo la impresión que a veces

la quiero, que abro los labios y la quiero.

 

Es como si el amor me viniera en oleadas,

como si me diera por quererla sólo a ciertas horas,

como si mi corazón la acechara justo cuando no la tengo.

 

Y no sé, pero después de horas de soñarla

al día siguiente ni la pienso.

Y no la pienso durante muchos días

hasta que veo las rosas o me alcanza un destello.

Y vuelve a aparecer ella como un retoño diminuto,

como unos ojos de luciérnaga en la noche.

 

Yo no sé, pero tengo la impresión

de que a veces la odio;

y la odio con un rencor tan mío,

la odio justamente cuando está conmigo y sé que la tengo.

 

Pero cuando ella se va empiezo a quererla,

y la quiero toda la noche hasta que raya el día.

 

Pero a veces no la quiero.

A veces sólo la contemplo como una gota de sangre en la rosa,

como un batallón de corazones invisibles.

 

Y otras veces la veo florecer en la mitad del alma:

Ella entra en el amor como en un barco

(el barco no ha partido y el mar la espera) …

ella revive con su mano el día destruido.

 

Yo no sé, pero a veces tengo la impresión

de que está ausente,

que toco sus labios pero no siento el beso,

que le saco el corazón pero no oigo sus latidos,

que la amo y la anhelo y ella no está conmigo.

Poesias de amor – impresiones


Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1419
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Fatalmente la misma

FATALMENTE LA MISMA Eres fatalmente la misma, descorazonada de piernas y de boca; vas por puentes de angustia, por osarios en las yemas. Fatalmente idéntica, te desvistes como se desviste la aurora. Y un sol oscuro trepa lleno de cabellos,


Nieve

NIEVE   Está nevando, Huele a soledad.   Porque en estas tardes Soy una caracola en el desierto, Soy un panda dormido.   Pasan gimiendo extenuados Llantos Detrás de la ventana abierta Que da a un sonoro silencio… Copo tras


Un poema de los agradecimientos

UN POEMA DE LOS AGRADECIMIENTOS Agradezco al destino que me da la oportunidad de abrir hoy mis labios; agradezco a la Madre de los mundos el regalarme un trozo de latido. Agradezco, en fin, que las cosas sean como son