Porque te quiero

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

PORQUE TE QUIERO HASTA MORIR
y hasta el desmayo,
porque me lleno de ti en las horas que estás ausente,
y vuelas en medio de casas que no conozco,
y en los aires de un pueblo
en que recogida vives,
cercenado de ti,
ausente de tu pedagogía dulce.

Porque te quiero hasta el último hachazo.
Y talvez no te quiero.
Porqué aún te veo toda inimaginable
junto a esa plaza de escenas horribles,
y salgo los domingos
a revisar el correo
a ver si encuentro alguna palabra tuya.

Porque eres la más volcánica,
y la más mía en mis horas solitarias,
y la más ausente en mis brazos escondida.
Ya me veo derretido
junto a tus labios que todo lo incendian.
Ya me veo abandonado de ti,
junto a ti,
con nada ni nadie,
con alguien, con ninguna.

A veces no te quiero, es cierto.
Pero de nuevo te quiero,
de nuevo quisiera que fueras mi paloma
y yo tu cielo tibio.
Y quisiera que te durmieras suspendida,
y que te naciera el amor y que me naciera.
Aunque bien sé que puede ser o no ser,
y que el olvido se nos dio en el alma
al mismo tiempo que los labios;
y que ahora te quiero pero el mundo es ancho,
y que así como dolorosamente te vas
dolorosamente vuelves,
y que vuelvo a alojarte de nuevo en mis aposentos,
en las candelas de mi carne.

Porque te quiero

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1406
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Poema sobre el viento – amoroso

EL VIENTO NO ES EL MAR, no es la noche, no son las alas agitadas de los pájaros, no son los cabellos sueltos, no son los ojos perdidos de un niño, no son los musgos temblorosos crecidos en las casuchas


Palindromo XX

PALINDROMO XX Esa paz acá caza pase Ato gobiernos allá sonreí Bogotá No, sí, de Ema sé, pero tú sabes. Sebas: luto; pésame: Edison Raer credo para poder crear Se dá de sal las edades Isa, mirad, da rima, sí


Los infelices

LOS INFELICES Ahí están los infelices, los turbios, los que lloran a gritos, los que son apuñalados y siguen viviendo, los que no tienen techo y les llueve, los impíos, los indecentes, ahí están los que andan por las calles