Reflexiones sobre el trabajo

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

LABRANZAS

 

Tú debes labrar la tierra sólo si amas el sudor

y todo lo que hay entre el arado y la cosecha,

labrar tu corazón si quieres alas gigantes,

como de libertad.

Y dar el alimento sólo si lo cocinas con amor.

 

Yo hablo de cosas que lleva el viento,

de murmullos del aire,

de alaridos de mi propia alma.

 

Dejemos que la flor sea al jardín

y las aguas al arroyo.

 

No lancemos voces al fuego que el fuego

no sabe, ni puede, ni le agrada lo que al viento:

Llevarlas a tu oído.

 

Si eres una piedra en el camino

debes saber ser cimiento.

Acaso ¿no es el cimiento lo que sostiene el edificio?

Ocupe cada uno su puesto y no faltarán

la abeja ni la hormiga.

 

Limpiemos primero nuestras ansias y pensamientos.

Eso es todo.

 

Pero si el fuego nos alcanza, debemos saber

que somos pólvora aun antes de que fuéramos carne.

Reflexiones sobre el trabajo

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1408
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Sin el amor

SEGUIRE SOLO, anclado como a tumbas perpetuas, huyendo hasta de mi boca; fatigado, vigía de las noches grises. Seguiré con mi antorcha, divisando el país de las espumas, continente de mi sangre y de mi raza, mi paloma ígnea, mi


A un difunto

REQUIEM 7   Despiadados, despiadados cañones de harina te amasaron, despiadadas las leñas que fragmentaron tus pulmones en una luz ácida, como en un perro pulverizado, ah la campana ronca, cruz de fiebre que en tu ataúd silente salta, en


Que tiempos, que extensas soledades

QUE TIEMPOS, QUE EXTENSAS SOLEDADES Para apresar un beso.   Qué monstruos tan grandes Para llegar a tu ternura.   palancas, alambres, las bombas que cruzan borrando la memoria.   Qué gritos, que mar ronco de alaridos Para llegar a