Sangre, polvo escudos

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

SANGRE, POLVO, ESCUDOS,
el color grana de los montes,
militares, aguas castrenses,
lanzas, escopetas, fatigas,
carnales desconsuelos,
y cuchillos,
y frentes sin sueño,
alfileres, cicatrices, hornacinas,
dementes piedras dementes,
cañones, fusiles, ropas raídas y harapientas,
hombres descocidos,
granadas, bombas, guillotinas,
catacumbas, osamentas,
ríos púrpuras, cadáveres, hambrunas,
ojos que se cierran,
bocas que se duermen,
princesas de la guerra,
cataplasmas, agujas, hilos, tijeras,
cabezas solas,
piernas solas,
anzuelos, trampas, sospechas,
perfidias, odios, ¡oh Dios!
El corazón quemándose,
gusanos, humo, guerreros,
estandartes del horror y de la muerte,
la rosa bélica,
las vaginas quemadas,
barcos y aviones y submarinos,
cascos, tropas,
/lanchas,
tanques enemigos y saetas,
y antorchas de fuego que nos queman,
armaduras terribles, inopias,
heridas, dolores, aceites, partidas,
olvidos de lo que amamos,
banderas quemadas, huesos,
buitres, olores infelices,
herencias infelices,
eso y más que eso, hombre,
tiempos terribles infelices,
la mano que se quema,
los dientes que se queman,
el corazón que se pudre,
ruidos, llantos, gritos,
es el cielo en sangre,
las oscuras libélulas,
arcos, machetes, penínsulas,
es el corazón que se nos muere,
es el campo sin espacio para la caricia.

Sangre, polvo escudos

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1406
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Por esas cosas tan alejadas del amor

POR ESAS COSAS TAN ALEJADAS DEL AMOR es por lo que debiera dejarte olvidada, sin voz ni recuerdo, exiliarte, confinarte a la nada, oír el desmayo tan continuo, incendiar los papeles, quemar los escritos, condenarte al exilio de las aguas


El retorno

EL RETORNO   Aquí estoy, de nuevo entre ustedes, /agitando ramas, estrujando nubes, escurriéndole la última sangre a la marmota y al hielo. De nuevo con mi voz distante y cotidiana; mi voz que es una gruta para que ustedes


Como me han dolido las orejas ultimamente

COMO ME HAN DOLIDO LAS OREJAS ULTIMAMENTE. Y, para colmo, visito las boutiques y están a reventar De gentes y de bullicio.   He decidido Irme prófugo de mí mismo, D    i    s    p    e    r    s    a    r    m