Si pudiera tenerte

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

SI PUDIERA TENERTE, CEÑIRTE ENTRE MIS MANOS,

quizás no lo haría.

Y no lo haría porque nadie te espera,

Porque el horror es grande, porque no estás bien hecho

O porque está en juego la supervivencia.

Y si no te tuviera ni pudiera ceñirte entre mis brazos

Buscaría que un hilo, que un tallo saliera de la tierra

Y alzara sus manos al aire.

Estás muerto.

Ten engendró un alba descocida.

Doblaron tu horizonte como un soplo,

No… no como gruesas varillas en las fundiciones

O como viejos yunques

O fuertes almadenas.

Estabas frágil, irreprochablemente indefensa.

 

Pero yo también soy libre

Y por eso re recojo,

Te amamanto con mi saliva

Y te resucito en mi mente.

Creces.

Creces hasta las nubes o simplemente creces.

Eres la dulzura que vaga con la niebla.

 

Ayer eras imposible.

Mañana no.

No siempre está la guerra para mutilarnos

Pero algo nos mutila,

Un escozor o un odio…

El mundo reclama un poco de soledad.

 

Yo sé de quién es el latido y el germinar perpetuo

Y también de quién es la fragilidad insufrible como

/una tormenta insufrible.

 

Yo te llevo en mis brazos, te beso, te amamanto

—pareces una paloma inmóvil—

Y también te hundo, te hundo en la tierra

Con la esperanza de que retoñes.

Las cosas pasan.

Si pudiera tenerte


Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1415
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Un poema sociologico

ESA SENSACION EN EL PECHO, ese dolor invisible, eso que no puedes decir, esa tierra apretada entre los ojos, esa llaga atorada en la garganta, esas espadas que te perforan y sigues viviendo, ese gusano de lodo consumiéndonos, macerándonos, incendiando


Empeoramiento Frondoso

Empeoramiento Frondoso Los peores humos desayunan las plumas temblorosas de miedos nuevos mordiéndole al pasado las arrugas… Dime si puedes : ¿ Quién inventó estas preguntas ? Si el hacerlas le duele a las respuestas ¡ Ven, vamos vamos !


Sin el amor

SEGUIRE SOLO, anclado como a tumbas perpetuas, huyendo hasta de mi boca; fatigado, vigía de las noches grises. Seguiré con mi antorcha, divisando el país de las espumas, continente de mi sangre y de mi raza, mi paloma ígnea, mi