Sin el amor

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

SEGUIRE SOLO, anclado como a tumbas perpetuas,
huyendo hasta de mi boca; fatigado,
vigía de las noches grises.
Seguiré con mi antorcha, divisando el país de las espumas,
continente de mi sangre y de mi raza,
mi paloma ígnea, mi codorniza,
pregunta de humo y respuesta, sin ti.
La noche se hace inmensa,
y te embrujan en mil hechizos…
un río cruza y yo no navego en él, me hundo.
Gritos,
ecos,
alaridos,
la muerte está incluso en el amor.
Seguiré sin ti hasta que le invente fogatas
/a la noche
y te haga danzar desnuda al conjuro de mis labios.
¡Pero no! Yo soy el poeta del amor.
Y de pronto cruza una galaxia de burbujas;
una serpiente se me enrosca, silva,
su lengua
/es fantástica.
soy tu guerrero, amor, y los dioses me miran;
tus costillas saben cómo a brevas;
contigo vivo y me muero,
y el ejército de mis sueños cae,
amor, ¡amor hasta la ceniza!
Los venadillos corren por el campo
/y tú corres por los venadillos;
te veo junto a mí, preciosa mía,
te pareces a una virgen y en tu pubis florecen
/mis rosas.
Te espero mi canción de la noche, mi mariposa,
hasta el día de mañana
o hasta cuando la nieve me cubra la cabeza
—entretanto trabajaré—;
tierras feroces que han de labrar mi mano;
amor, con esos puentes de dicha que sólo tú me tiendes,
hacia la tierra de la miel y la leche contigo,
viviré.

Sin el amor

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1394
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Mi vida perdida

CANCION DE LA VIDA PERDIDA ORFEBRERIA “Tengo una bestia que me dice, que me empuja, que me hace ver tinieblas donde no las hay” Heme aquí, señor de las supremas soledades, vencido; distanciado de la victoria; su grito, batallón de


Matarme

MATARME es hacerme más dulce, liberarme, volverme loco, volverme un sanatorio o un catre de autopsias, o una camisa en el pecho del demente. Es violarme y enterrarme hierros en los ojos; matarme, y matar a la vetusta paloma de


El retorno

EL RETORNO   Aquí estoy, de nuevo entre ustedes, /agitando ramas, estrujando nubes, escurriéndole la última sangre a la marmota y al hielo. De nuevo con mi voz distante y cotidiana; mi voz que es una gruta para que ustedes