Tengo una choza (Te invito a vivir conmigo)

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

POEMA ANTI-AMOROSO PARA PEDIR MATRIMONIO Y RECIBIR UN NO SEGURO COMO RESPUESTA

 

TENGO UNA CHOZA: allí viviremos.

Allí hay suficiente cielo desde donde podremos

Contemplar la caída de los pájaros quemados.

Allí comeremos con cucharas de palo

/mordidas por ratones…

Allí seremos felices.

 

Y no habrá espacio para las lágrimas

P

O

R

Q

U

E

viviremos

e

s

t

r

e

chos.

 

No vendrá por nosotros la nostalgia

Porque mi choza —desde ahora nuestra choza—

No tiene dirección y está muy lejos.

 

Desde allí podremos ver el río

Y su procesión de cuerpos.

 

Aunque tú no seas posible

Allí el silencio se quedará callado,

No nos dirá nada.

Y

Permaneceremos los dos,

Solos.

Abandonados,

Mirándonos por las tardes,

Tratando de reconocer nuestras pieles en la noche.

 

Allí seremos felices.

Ven

No huyas. Mi amor te encadena

No corras a la prisión a la que estás acostumbrada

Allá donde hay dicha horrible

Y gritos

Y después llantos.

 

Tengo

Una

Litera en el piso: Allí nos amaremos.

Allí seremos uno con la tierra

Y nuestros cuerpos reverdecerán y darán su fruto.

No hay cajas fuertes.

Pero hay un fuerte duraznero

Y una peregrinación de cuerpos que arrastra el río…

—no pescaremos peces sino hombres—

Su carne avivará nuestro aliento,

Los estallidos

Y los obuses nos harán sentir seguros.

Entonces… entones moriremos. No.

Ven, no huyas.

Voy contigo.

Clausuro mi vieja choza y los cuerpos dormidos.

Clausuro las balas, las explosiones,

Las ráfagas, los estallidos:

Prefiero

La guerra de nuestros cuerpos,

Tu silencio que cae como flecha y me traspasa.

A veces.

Te prefiero desnuda corriendo por el aire.

Tengo una choza (Te invito a vivir conmigo)


Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1419
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Como nace un niño?

¿COMO NACE UN NIÑO? —me dices—. Hijo, mira las plantas cuando una flor abandona su polen al viento, mira las palomas cuando se acarician encima de los árboles, el agua del arroyo cuando se junta con otro arroyo y fecunda


Simil de la humanidad con un arbol

RECORDAD QUE LO QUE SOSTIENE A LA HUMANIDAD y la preserva —como en el árbol— no es lo que se ve (ni siquiera las ramas más elevadas que tocan con sus hojas las nubes porque ellas, a cambio de alimentar,


Un segundo sin ti es una vida

UN SEGUNDO SIN TI ES UNA VIDA, ¿y todavía me preguntas por qué te siento tan lejana de repente? Ya sabrás también por qué es que te pregunto a cada instante sí a un me quieres. Pero ¿acaso me quieres?