Un poema para Octavio Paz

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

EL ARBOL

Lo oigo.
Te oigo,
oigo un ajetreo de hojas volcánicas,
la mole de humo que gira violentamente,
desarraiga
la raíz hacia dentro.
¿Son tus pestañas?
México deletreado por el trueno y el rayo,
cóndor de su propia peña,
huracán sobre los abecedarios de la sangre,
terremoto o maremoto,
o la sísmica lengua de fuerza.
Oigo un viento entero,
las salas desmanteladas,
un precipicio en las venas.
Savia sabia,
corales que son tu mano,
La ola que hierve
en tu cabello telúrico,
pluriforme acuática.
Te dice.
Sobre la piedra de las pulsaciones,
y las laceraciones.
Shiva
te rescata.
Vives otra vez para tu dios,
para llenarte de plumas en el falo.
Ahorcado de salamandras
El deseo,
cayendo a lo inmóvil.
Paz,
señor rebelde,
desde las plumas acorraladas.
El río de semen que alarea
hacia todas partes,
los niños azules que corren
buscando patria.
Paz,
hacia lo plano y lo geométrico,
hacia el huracán que hay en tus dientes.
Vorágine de emanaciones,
llevas una centella entre las sienes,
emergen vientos,
niñas bactrianas,
entre las ruinas del relámpago preñado.
Emergen pueblos de esperma,
estalagmitas que son puñales.
Sobre el movimiento
Eres capaz de desnutrirte
Descuartizarte.
Emerges de la luna
Del pelo fosforescente,
tu boca que es una garra y desmenuza.
Emerge la erupción de tus frentes.
El cóndor ceniciento.
Arbol
de tu cabello cuarteado.
Oigo la mirla anidada
en tu coágulo de fuego.
Braphupada
(Braphupada)
Brha—pu—padá
Bra2 — phu = pa V da
Braphupada

 

Señor del vuelo,
oigo tu fruto de centella
en el dormitorio acañoneado,
la pistola en tus amígdalas,
El grito,
tu primer grito.
Paz
alborotado
desalborotado
Blanco,
recogido de las viseras,
hay granadas de letras
En tu brazo
arde la nieve calcinada
En la tierra de tu sangre
Te desmayas
ante una cresta de rayos purulentos.
Señor de las cuerdas eléctricas,
te queda un vació
En él vives
cruzado de las médulas,
indesbaratable por nieves y nieves.
La honda centrífuga,
la honda centrípeta
Sobre tu pelo escarlata
emerge un árbol que es un pueblo.

Un poema para Octavio Paz




Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1416
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Dime como olvidarte

DIME COMO OLVIDARTE vida mía, dime cómo olvidarte, es necesario, sin heridas, o dime cómo hacerte mía, sin remedios ni evasivas, cómo convencerte de que nuestras vidas se juntaron para inventar la alborada, el amanecer sobre el mundo. Dime como


Entran, salen, se separan

ENTRAN, SALEN, SE SEPARAN, se amontonan, se riegan junto a los ríos, su corazón es la fogata calcinada, su sangre es la prórroga inmanente, su olvido, junto a lacerados temblores, se abren, se riegan, tiñen los canales hasta el alba,


Poema para Pablo Neruda

TE LLAMO PABLO Si este crepúsculo se desbaratara quedarías con flores en la boca, flores derrumbadas, inaccesibles costras de lamento a que viaja la noche coronada de lebreles, o como un continente de niebla en la cabeza y tu voz