Una mujer potranca

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Las poesías
Ver biografia completa

MI ARDIENTE POTRANCA, tus brazos son mi cárcel,

Mi grito de marcha,

Tus dientes son mis lianas

Y te desvisto sin pudores.

Hembra caliente, ahora que es de noche

Y las flechas caen,

Puedo acercarme,

Y tu rosado sexo parecido al de las potrancas,

Caen,

El cielo está ensangrentado

Y nuestro amor es como los alcoholes.

Mi pecho es tu pizarra,

Escribe en él tus signos,

Yo soy tu tigre

Y explotan nomás unas granadas a lo lejos.

Entretanto te tengo,

Y todavía eres codiciada entre esas montañas

Erectas

Como mi cuerpo cuando te acerco,

Hembra caliente de olor a yeguas,

Tu sexo en mi cuello es una metralla,

Y ya aún las espuelas amanecieron,

Resuenan

Brillan temblores,

Si estás entre los relámpagos

Estás entre mis dedos,

Y oigo tus gritos como las terribles locomotoras,

Oh densa lengua

Que lame mis miembros,

Te amo cuando cenicienta

Te acaricias las ansias desnutridas,

También a veces, también,

Y eres la tachuela en mis alpargatas,

Eres la mora que destripo entre mis pechos.

 

Ya está amaneciendo

Y llueven los muertos.

Pero yo te recuerdo mi potranca

Entre las flechas y los calcinados,

Yo gimo de orgasmo

Con sólo el olor de tus piernas separadas,

Entre las gentes,

Entre lo voluble de las piedras que se pierden,

Estallas a lo lejos, furibunda.

Eres la burbuja escarlata

Y te deshojo como un tamo en la canícula,

Te deseo y me pierdo en tus abismos.

Autor: Joehan Romero

Una mujer potranca

Enviar poema

Acerca del autor



Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1394
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


No importa el tiempo que transcurra (poema)

¿QUE IMPORTA EL TIEMPO QUE TRANSCURRA si ya no la quiero, si ya no me quiere? Ella era como la luna adornada, Como hija de faraones, Siempre yéndonos, yéndonos, hacia desérticos temblores, Quitándonos la escarcha de los ojos, Haciéndonos el


Conceptos de amor

CONCEPTOS DE AMOR   Uno piensa que ama y, lo que es más triste, se enamora convencido de estar enamorado.   Quienes piensan que el amor sube y baja como una montaña rusa miden al amor sólo por las variaciones


Palabras para cuando se quiere a alguien

QUERERTE es la mejor medicina para el corazón enfermo; Quererte sin palabras, sin espacio, sin tiempo; Quererte es el mejor regalo para los dos.   Quererte en el poema que derramo en tu oído, En la caricia que te resucita