el no escogió

personas
 Poema al azar
Publicado por:
MARIA ARNALDO
Ver biografia completa

han pasado varios días que Carlos no puede dormir
ya se avecina para el otro maldito día por vivir
que ese sitio llamado colegio donde se supone las personas te deben proteger, a el lo hacen sufrir
dicen que es un alienado
sobrenombres a diario
contempla el suicidio por no ser aceptado
el simplemente esta cansado de esto
no tiene la culpa que la esquizofrenia a su vida allá llegado
se ha vuelto la burla de la escuela y también del barrio
cuando hay escasez de conciencia
y por el prejuicio se hace un terrible mal
viene un angelito en un vientre con un cerebro que no es igual
entiéndelo
acéptalo
porque en medio de todo el no escogió
pero la peor parte que le toco enfrentar a Carlos es su familia
Carlos es el primogénito de sus tres hermanas
su madre Maria lo apoya y lo quiere como es
en cambio su padre Don Jose es rígido y anticuado
dice que ningún loco
llega muy lejos
escrito y dicho
derechito al psiquiátrico
soñaba con que su hijo estuviera delante del negocio
resulta que el chico alucina con un santo
un poco inquietante para lo que espera el resto
ay compréndelo
porque en todo esto el no escogió

el no escogió


Acerca del autor



MARIA ARNALDO
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 41
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Por la noche hay un sendero del río

Por la noche hay un sendero del río que se entrega al tránsito silencioso de las nutrias. El campanario tañe y así una y otra vez nos hechiza con su vieja historia para darnos la seguridad de las piedras y


como el dengue y el chikungunya

yo se que no somos como las demás parejas ciertamente eso es asi pero a pesar de todo te ofrecido a ti un matrimonio sagrado no mas porque tenemos una condicion especial creen que este amor es tabú y anormal


Abalen (nombre)

Acrostico de Abalen A balen, quiero tu nombre de B reva blanca, quiero tu A ncha sombra que viene hacia mí L lena de la luz de los diciembres. Abalén E n toda mi piel que N unca cesa de