Un mundo olvidado

reflexión y motivación, sátira, tristeza
 Poema al azar
Publicado por:
GerardoLugo
Ver biografia completa

Bienvenido a mi lúgubre mundo
Un oscuro abismo sempiterno
En el que soy un vagabundo
Y también soy rey eterno

Mis fantasmas serán tu guía,
Mis demonios, tu agonía,
Aquí el aire es la tristeza
Y el mar melancolía

Te acompaña, sombra errante
Que bajo luz de luna se muestra
Ironía, combatientes y amantes
En una danza mortal y siniestra

Advertirás en el horizonte
Montañas de plata nubladas
Donde un sol negro se esconde
Y flores lloran pisoteadas

Alba y ocaso marchitan la piel
Bestias de corazón humano,
Cuervos y lobos bañados en hiel
Y un páramo yermo y desolado

Donde reinan las tinieblas
Allí yacen los poetas
Donde expiran las estrellas
Entre lápidas secretas

Un océano de sangre carmesí
Y un gran desierto congelado
Pues nada es tan hiriente aquí
Como ese beso ya olvidado

Impías lágrimas que se vierten
En un río envenenado
El que halle a este indigente
Me recuerde dónde he estado

No existe paz, tampoco guerra
Ni sentimiento inmaculado
Tan solo vive con la pena
De ver morir al ser amado

Un infierno o un paraíso
Al que es de bien o despiadado
Un demonio trimegisto
O un ángel extasiado

Vive un día y una noche
En mi mundo condenado
Y encuentra a aquel fantoche
Que es mi alma, es mi pasado.

Un mundo olvidado


Acerca del autor



GerardoLugo
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 1
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


DIME

dime: porque me has traicionado, porque mas has abandonado, porque me has apuñalado y porque me has asesinado dime: que quieres que haga yo en este dia, con las cartas, con los poemas y con estos recuerdos DIME


Sueño revelador

Negó su mirada al fuego, Derramando una melaza negra a modo de riego, La dirigieron entonces miradas atentas y frías, Y su pálida hermana También la observaba al inicio de su mañana, Que era el preludio de su día. En


La vida

Poema La vida había una vez o muchas veces mientras las flores florecían en un ritmo alegre el sol les daba luz alimento de vida y la tierra alegre se enorgullecían de lo que en ella por si crecía y