VUELVE PALOMA

reflexión y motivación
 Poema al azar
Publicado por:
POETA EICHELBERGER
Ver biografia completa

 

 

Paloma que has  dejado Tú palomar,

paloma que has  huido en una noche  Fría

dejando a tus huevecillos a la deriva …

en su enorme y desolado nido.

Vuelve paloma a tu antiguo nido,

vuelve al lugar de donde has partido

¡en busca de otro cielo tú te has ido!,

Y me pregunto- ¿si no extrañas tu viejo nido?.

Vuelve paloma-¡ Tu nido  ya se halla vacío!,

pues aquellos huevecillos que un día

cruelmente has abandonado…

 con el tiempo se han descascarado .

 y las  palomitas, aprendieron a volar;

eh igual que Tú  -¡a recorrer el mundo se han ido!.

a ver si a su madre pueden encontrar

¡y recuperar cariños perdidos!.

Vuelve paloma que el tiempo pasa y el cielo,

 el cielo vayas donde vayas-¡ siempre será el mismo!,

vuelve paloma que los años te han maltratado,

y tus bellas plumas se van cayendo y crises

con los años se están poniendo.

Vuelve paloma a tu antiguo nido

– ¡aun que puedes volar!

pues el cielo siempre será el mismo,

Y si algún día no puedes más andar…

¡tengas la protección de tus hijos queridos!.

     Marta Eichelberger

VUELVE PALOMA

Enviar poema

Acerca del autor



POETA EICHELBERGER
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 13
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


CONMUTACIÓN PROFICUA

CONMUTACIÓN PROFICUA   ¡Oh, amigo! si así lo deseas y lo que deseas es amistad. ¡Enemigos no tengo! Los enemigos escojo yo y el primero y último. Aquí me verás en los ojos si los hay.   ¡Ay, ay, ay!


pero ellos no entienden

tal parece que mi autoestima decrece las burlas crecen y crecen y esta mas que claro que las personas no saben sobre mi condición se que tengo sobrepeso once años de edad y un hipotiroidismo que hace mi metabolismo mas


LOS TRAJES USADOS

LOS TRAJES USADOS Tranquilamente ahueco en mis manos todos los ríos donde se reflejó mi amor y en todos siento el tambor de los latidos y esconderse el sol en el crepúsculo con sosiego También reposan mis ojos, y los