Akikoko


AKIKOKO

Desde su corazón nuclear
Desde su agua furiosa
Akikoko se mueve también bajo la pestaña en ruinas
Y mañana ¿dónde estarán sus ojos?
El mar vive ahora en los árboles
Ya no hay árboles seguros

La casa de Akikoko quedó en pie
Akikoko ama profundamente a la madre que pare mundos
Y es bella como la brisa
Lejos de los reactores y los barcos oxidados

Los cuerpos inmóviles hacen fila
Sin embargo hay algunas frutas que aún se mueven
Harapos en el centro del arroz
Huecos que dejó el betún en su mar último
En su mar furioso y negro

Akikoko vive en mi mano.

Akikoko

Las poesías
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia
Poemas publicados: 332
Cómo mostrar mi imagen


Siguiente Acróstico al azar