Debida apología


Tranquilos, no hay nada que cambiar;

Para nuestros hijos este legado:

el vicio de libertad coronado,

la ley dejando a la mafia andar,

las armas que no se quieren desarmar,

el pobre abandonado y desolado,

la triste juventud que a la fe deja,

la muerte del sentir que no se queja.

 

¿Quién osa a juzgarnos desiguales

con consideraciones inventadas?

¿Quién no quiere las almas hermanadas

andando hacia progresos terrenales?

¡Descubrámosles con nuestros fanales!

¡Señalemos mentiras heredadas!

Que el progreso concebirlo

Debida apología

pedro
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia
Poemas publicados: 1
Cómo mostrar mi imagen
Hombres huecos
Guillermo de la cueva