señora vecina

sociales, valores
 Poema al azar
Publicado por:
MARIA ARNALDO
Ver biografia completa

Señora vecina no soy una irresponsable
lo que ha dicho es una equivocación terrible
y me enojo por que su incomprensión me ha hecho un enorme daño
señora vecina présteme atención con lo que le digo
las historias siempre tienen mas de una versión
y usted simplemente por los prejuicios ese derecho me a negado
hoy me acusa ente la justicia de ser mala vecina y hacer siempre en las noches ruido
pero lo que usted ignora es que:
era la noche de un fatídico sábado
mi hija había enfermado
tenia dolores en las articulaciones, rash cutáneo y fiebre de 39 grados
el medico nos dijo que tenia chikungunya y yo me había preocupado
se queja de que toda la noche escucho pasos en los pasillos
eso es verdad pero el contexto de las circunstancias no lo a considerado
señora vecina por su intolerancia me han declarado vecina no grata
una suerte expulsión que injustamente me he ganado
nunca he molestado a nadie y esto es lo que me a tocado
señora vecina sus acciones han traído consecuencias
y yo en medio de todo me hago preguntas sin respuestas
señora vecina usted es una inconsciente
no entiende que la realidad es tan diferente
cree que todos vivimos como usted en un mundo de cristal
señora vecina su idiotez y rigidez han sido mortal

señora vecina

Enviar poema

Acerca del autor



MARIA ARNALDO
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 41
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Bajo la mátrix de todos los tiempos

  … y es, es una fuerte y divina corriente que fluye y fluye para asir y levantar la voz del corazón; ¡ pero hay tanto miedo, Padre y Madre, hay tanto terror y ruina hoy, y tan atroz tristeza…


como el dengue y el chikungunya

yo se que no somos como las demás parejas ciertamente eso es asi pero a pesar de todo te ofrecido a ti un matrimonio sagrado no mas porque tenemos una condicion especial creen que este amor es tabú y anormal


UN POETA

Al final del camino queda el suspiro, del silencio vacío de cariños perdidos ¡ o que jamás se ha tenido!. Al final del camino un pétalo herido, envuelve el suspiro de un peta caído en la humedad del roció. Al