Ardiente sequía

tristeza
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

ARDIENTE SEQUÍA
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Por ese día donde el humo enciende
al fumar del cigarro el tabaco
al tiempo cuando se consume
la memoria en sus cenizas.

Áridas aristas arlequinadas
Seccionando seculares sedimentos.

Y poco a poco se va la vida muriendo
en el pasado de seda envuelto
entre los dedos disueltos
los espacios enhebrándose fatales.

Intangibles impunes infames
grotescos estratagemas estrepitosos.

Entre tanto, dices, no tenías ninguna,
y una solo yo, pensabas, creyendo,
que amabas, que tenías, que soñabas,
el tiempo fresco encima del abismo.

Audaz avillanado avinagrado
Flagrante flojedad florece.

Más verde que tarde llegó enorme
el día desde entonces perdido
entre los claveles del ramo
que queda sin agua fresca en el frasco.

Estigma insigne austero
Alambicado clandestino intrincado.

Bien, me dices, respondo recordando
el campanear amarillento a lo lejos
en los parpadeantes principios
que acabaron con los finales felices.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Ardiente sequía
Se habla de:                 

Enviar poema

Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 62
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


La Distancia

Cada manñana al despertar siento mas y mas la distancia entre los dos es como si algo nos mantuviera alejados es sentirme solo y abandonado sin poder sentir tus labios tus manos y tu curpo y entre mas lejos que


ninguna como ella

déjala ir…decían sus amigos búscala…decían sus amigas perdón, no te amo…fue lo que ella dijo llegaste tarde…dijo el corazón cuídala…lo que yo le dije a el muchos dicen: lo lamento, aunque no fue su culpa meres algo mejor…aunque yo la


Hombres huecos

No se, seguimos siendo herramientas en manos de estos seres…  como los “poemas”          de los “poetas”  que piden temas        y al minuto… los crean. Tienen las formas, las estructuras, podríamos inferir que sienten,  no yerren,  no construyáis sobre