¿Te gustan mis ojos?

amor, otros poemas, reflexión y motivación
 Poema al azar
Publicado por:
David Pérez Pol
Ver biografia completa

¿Te gustan mis ojos?

pregunta pequeña y profunda como un dedal

pero no puedo responder

no los veo

Veo la mirada

y lo que esconden y no pueden

Veo las cicatrices y el brillo de los inviernos

Veo el calor de tu cuerpo expuesto como una sábana

Veo el gato agreste, los pequeños animales en celo

riendo como traviesas cerbatanas

Veo las noches solitarias repartidas por el mundo

Veo la bondad y el tesón y también la mansedumbre

que puede ser malvada

Veo la arcilla girando y girando en el torno de tus ansias

Veo los ríos que se quedaron sin habla

Veo las doncellas que fuiste y las mujeres que vendrán

Veo la ceniza de la muerte flotando en su lentitud

Veo la sustancia desarmada por el silencio suave del beso

Veo la tierra regocijada por el viento que la calma

Veo los amantes que fueron y no,

los que pudieron ser y los que aún están

Veo la pérdida, el desamparo

y también la furia y la llama

Veo el vapor del alcohol susurrando canciones al alba

Y también veo una lágrima quieta,

la permanente, la agazapada.

Pero no puedo aducir de sus ojos

nada realmente  detallado.

 

(del libro de poemas “Amapolas en las roderas y cigüeñas en los campanarios“, David Pérez Pol)

¿Te gustan mis ojos?
Se habla de:                         


Acerca del autor



David Pérez Pol
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 3
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


CONMUTACIÓN PROFICUA

CONMUTACIÓN PROFICUA   ¡Oh, amigo! si así lo deseas y lo que deseas es amistad. ¡Enemigos no tengo! Los enemigos escojo yo y el primero y último. Aquí me verás en los ojos si los hay.   ¡Ay, ay, ay!


Que facil es perderte

QUE FACIL ES QUE TE ME VAYAS DE LAS MANOS, qué fácil es perderte, tus ojos, tu boca que unida a la mía juraba no dejarte. Y qué fácil es desnudarte para otro hombre, ver tu andar por las calles,


Si pudiera decirte todo con un silencio

SI PUDIERA DECIRTE TODO CON UN SILENCIO, si pudiera coserme los ojos, sacarme la lengua, no ver ni palparte. Si pudiera decirte todo con un silencio; entonces callaría por un momento, y después no diría nada más. Callar es decirlo