solo sencillamente solo


Publicado por:
MARIA ARNALDO
Ver biografia completa
Poema aleatorio:

alguien como yo


familia, perdón, reflexión y motivación, valores

mi mundo es un desierto
donde voy muriendo
no recuerdo la felicidad
fue un 23 de mayo, lo detesto
cuando el doctor me dijo que tenia una condicion en mi cerebro
que hoy por hoy afecta mi comportamiento
y van dos diciembres que a pesar de ser mi padre no estas
solo sencillamente solo
solo por la epilepsia
solo por el quiste aracnoideo
solo por el asperger
y tu solo tomaste una decisión y yo no pude escoger
las puertas de mi corazon siempre seguirán abiertas
por si acaso tu decides regresar
no dejaste sustituto que me de fuerzas
tu debías ofrecerme proteccion y no cumpliste por razones diversas
y yo solo sencillamente solo
con el pasar del tiempo me toco entender que quizás no volverás
te juro padre que no te guardo rencor por nada
aunque abandonar aun hijo con discapacidad no se perdona
ya la vida te dará tu lección, pues ella es muy equilibrada
tu conciencia no te dejara dormir por las noches
y a pesar de lo que me toco vivir llegare lejos
pero yo solo sencillamente solo

solo sencillamente solo

Acerca del autor


MARIA ARNALDO
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 41
Cómo mostrar mi imagen


Poema anterior:

«

mi mundo es un desierto donde voy muriendo no recuerdo la felicidad fue un 23 de mayo, lo detesto cuando el doctor me dijo que tenia una condicion

Poema siguiente:

»

mi mundo es un desierto donde voy muriendo no recuerdo la felicidad fue un 23 de mayo, lo detesto cuando el doctor me dijo que tenia una condicion


Poemas recomendados

Hijo

Una bendición sagrada eres, Dios te envió desde el cielo, para cumplir con mis anhelos de tenerte aquí a mi lado Ya los años han pasado no eres

Sencillamente obstinado

era un día con su triste final cuando algún profesor sin vocación me dijo al oído señor Arnaldo usted no es normal siempre he sabido de mi asperger


Río La Plata

Mi casa era un bohío dentro de mucha arboleda Daba paso a la vereda el caudal de ese gran río Corría con libre albedrío haciendo una gran pirueta

Hijo

Una bendición sagrada eres, Dios te envió desde el cielo, para cumplir con mis anhelos de tenerte aquí a mi lado Ya los años han pasado no eres