ESPOSADO

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

E.S.P.O.S.A.D.O.
Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Con el pozo que aletea el cristal
soñando piedras de algodón y de luceros
el asfalto descalzo enciela tumbas
con el tiempo preso en el olvido
¡ Cuando el mundo carga el dolor por dentro !

Se
Derrama
Enmudeciendo
El trino acongojado
¡ Deliberadamente comprimido !

Al sembrar arena, arena, arena
en el corazón de la muerte ajena
con las letras del trémulo crepúsculo
con las liras del crédulo intrépido
¡ En el pozo aguarda, aguarda, aguarda !

Por
Los riscos
Entrañas nacaradas
Las gaviotas cultivan…
¡ Los cristales en alta noche !

En la cúspide del péndulo
En las perlas mutiladas de un zapato
Aguarda el pozo que pesa y posa
En el torso gris de una madrugada en ruinas
¡ Aguarda, con el rostro de las cuevas erizadas !

Es
Posa
Dorado candado
Pesado y pasado
¡ Delicioso hechizo del tormento !

Sembrando agujas y cicuta en las ortigas
¡ Oh, flores del agrietado viento !
¿ Quién hay qué saque del azufre frutos ?
¿ Quién ignora los colmillos de una avispa ?
¡ Oh, carne del eclipse desteñido !

Es
Afrenta
Débil trofeo
Navegante penumbra
¡ En la quietud anónima desnuda !

Cuando el pozo seco fragua mariposas escarlata
en las pálidas pupilas de una silla
en los pétalos del mármol
¡ Corruptor de la impureza !
¡ En las mismas cúpulas del ósculo infernal !

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

ESPOSADO
Se habla de:                     




Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 74
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Como decirle a una persona lo mucho que se le quizo

PORQUE TU FUISTE LA MAS TATUADA EN MI MEMORIA, la más perseguida por el viento, apretada en mi pecho en azules tardes, en parques y aposentos. Todo lo mío era tuyo y te amaba sobre arenas dulces y tu risa


Los infelices

LOS INFELICES Ahí están los infelices, los turbios, los que lloran a gritos, los que son apuñalados y siguen viviendo, los que no tienen techo y les llueve, los impíos, los indecentes, ahí están los que andan por las calles


Yo te ame

YO TE AME ENTRE ESTOS ARBOLES que aún te guardan, yo te amé con tus ojos espantados, a pesar de las caricias sangrientas y de ese odio mutuo que veíamos arder con veneración casi humana. Y también el amor. Pero