Pensamientos de chica encantada

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
Alma
Ver biografia completa

quizás sea por que mis cabellos no destellan flores, o porque son rebeldes y no quieren limitarse a un solo molde, a una sola textura. tal vez sea porque mi cuerpo está en paz estos últimos días. quizás las telas que me visten no son las más vistosas, costosas o hermosas. quizás sea que estaban equivocados; que una sonrisa no es suficiente cuando lo demás no lo es. puede que se deba a que la naturalidad en mi rostro no sea tan bien vista como el maquillaje, el cual no uso constantemente. o tal vez sea que mi sustento y mi formación no permitan que el reloj sea generoso conmigo cuando tengo que cuidar de mi apariencia. debe ser. no puede haber otros motivos que no sean estos. amo mi personalidad. pero la verdad es que ya quiero tener a alguien que me quiera mucho… que me quiera de verdad, o sea, mucho más allá de la apariencia palpable. que me quiera. no que solo lo diga, o que diga que no lo dice porque cree que lo demuestra cuando no lo demuestra… quiero recibir amor, y que me permita dar todo el amor que tengo para dar… me cansa derramar mis sentimientos entre silencios por alguien que me hechizó y se despidió sin antes deshacer el encanto…

Pensamientos de chica encantada

Enviar poema

Acerca del autor



Alma
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 7
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Te quiero de Lunes a Viernes

DE LUNES A VIERNES Amo a una mujer de lunes a viernes, y a otra los fines de semana. Amo su espesa piel llena de mantequilla y su cuerpo horizontal y tupido de sombra. Amo su sonrisa y sus ojos


Porque te quiero

PORQUE TE QUIERO HASTA MORIR y hasta el desmayo, porque me lleno de ti en las horas que estás ausente, y vuelas en medio de casas que no conozco, y en los aires de un pueblo en que recogida vives,


Para que me recuerdes

PARA QUE ME RECUERDES Para que me recuerdes —sin más pretensiones—, para ver si no me olvidas, si en tus hora solitarias aparezco en tu memoria; para que quede recuerdo —sólo un recuerdo—, para que la guardes o para que