Valpo en micro

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
nenibeth
Ver biografia completa

Cada mañana viajo por la ciudad olvidada, aquella que cuenta secretos y nadie se detiene a escucharla. Imagino mientras avanzo las diversas historias contadas con cada persona un lamento de esta tierra soñada. Y es que somos ciudadanos del recuerdo; de muchas guerras pasadas, de glorias navales y risas, de corrupción y avaricia. Somos ciudadanos mágicos con poder de invisibilidad, que en cada pasaje y quebrada nos logramos evaporar. En cada ascensor y escalera percibo un olor diferente, una risa llamativa, un perro gracioso, un nuevo color o simplemente veo la bahía y reposo. Mi micro solo avanza mientras la ciudad se detiene, nuevo día, nueva obra, nuevos personajes, nuevo grafitti todo cambia, la ciudad tiene vida propia, un universo paralelo…el micrero y la gente simplemente no lo notan.

La micro se detiene en una parada una señora mira a su hijo, de fondo la ciudad, imagino que piensa en lo hermoso que heredara. La micro avanza y veo por mi ventana la misma basura de ayer, el mismo perro la huele y a la misma vieja tejer, me detengo en la señora… ¿para quien tejera? cada día es el mismo ella no logra avanzar sonrío mientras la miro y no puedo parar hasta que justo a mi lado llega un señor de edad, cedo el asiento.
En cada curva siento que muero, que voy a caer y me aferro, la gente le grita al micrero y el responde gritando, yo solo observo. El micrero calla.
Miro el reloj !! Dios voy tarde de nuevo!! Valpo triste mientras mi viaje avanza, me bajo en la parada, llego a la pega, escondo mi alma.

Valpo en micro


Acerca del autor



nenibeth
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 4
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Costumbres salvajes

COSTUMBRES SALVAJES   Hemos estado aquí amándonos por largo tiempo.   ¡Qué manía esta de quererte!   Qué costumbre tan salvaje de verte y no tocarte, de no exprimirte junto a mí.   Y qué manía esta de adorarte. Y


Agua madera

AGUA, MADERA, cabellera de madera, lo más cercano, lo más próximo a la mujer que vuela, una cruz, un vaso con agua. De noche te busco, levanto una piedra y ¿dónde estás? Despedazo una montaña y ¿dónde te escondes? Angela


Solo te tengo a ti

SOLO TE TENGO A TI   Sólo te tengo a ti, sólo a ti entre tantas cosas. Y sólo tú permaneces conmigo aunque una tormenta o un oscuro destino me devaste, aunque se me rompa el corazón y parezca que