Valpo en micro

otros poemas
 Poema al azar
Publicado por:
nenibeth
Ver biografia completa

Cada mañana viajo por la ciudad olvidada, aquella que cuenta secretos y nadie se detiene a escucharla. Imagino mientras avanzo las diversas historias contadas con cada persona un lamento de esta tierra soñada. Y es que somos ciudadanos del recuerdo; de muchas guerras pasadas, de glorias navales y risas, de corrupción y avaricia. Somos ciudadanos mágicos con poder de invisibilidad, que en cada pasaje y quebrada nos logramos evaporar. En cada ascensor y escalera percibo un olor diferente, una risa llamativa, un perro gracioso, un nuevo color o simplemente veo la bahía y reposo. Mi micro solo avanza mientras la ciudad se detiene, nuevo día, nueva obra, nuevos personajes, nuevo grafitti todo cambia, la ciudad tiene vida propia, un universo paralelo…el micrero y la gente simplemente no lo notan.

La micro se detiene en una parada una señora mira a su hijo, de fondo la ciudad, imagino que piensa en lo hermoso que heredara. La micro avanza y veo por mi ventana la misma basura de ayer, el mismo perro la huele y a la misma vieja tejer, me detengo en la señora… ¿para quien tejera? cada día es el mismo ella no logra avanzar sonrío mientras la miro y no puedo parar hasta que justo a mi lado llega un señor de edad, cedo el asiento.
En cada curva siento que muero, que voy a caer y me aferro, la gente le grita al micrero y el responde gritando, yo solo observo. El micrero calla.
Miro el reloj !! Dios voy tarde de nuevo!! Valpo triste mientras mi viaje avanza, me bajo en la parada, llego a la pega, escondo mi alma.

Valpo en micro

Enviar poema

Acerca del autor



nenibeth
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 4
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


Como saber que uno verdaderamente ama a una persona

COMO SABER QUE UNO QUIERE DE VERDAD A UNA PERSONA ES UN AMOR, SI, pero no convulsionado. El, como la virtud más alta —apenas estrenada en los 1abios— no será para ti como el filo de un hacha, ni te


El fin de la guerra

VENIMOS A ENTERRARTE, venimos hacia ti, oh difunta, llenos de collares de los hombres que quedaron en el campo. Venimos con un pueblo de huesos al hombro, con una múltiple procesión de mejillas desbaratadas. ¡Confiésate ahora que el odio arde,


Poema sobre la musica

HABLO DE TI, de la voz violenta que hechiza el aire, del aleteo de una mariposa nacida en una noche sorda, de la canción sin oídos, de la alegoría sin oídos, del rugido de un agua quieta, de una libélula