AMBIENTE ESTÓLIDO

reflexión y motivación
 Poema al azar
Publicado por:
JoelFortunato
Ver biografia completa

AMBIENTE ESTÓLIDO
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

En las entrañas de la sed el agua quema
la rama arrancada de una hoja libre
como la cadena en el candado escribe
al yugo rojo de la sangre emocionada…

En los dedos del alba misma
el polvo de la noche
se levanta con la tempestad inclinada.

Porque a veces pasan los ciruelos, sí que pasan,
por el estanque solitario, siempre, como bosque,
y deja la esperanza, ahí llorosa, en el baúl,
confusa, honesta, leal, noble… ¡ Perdida !.

Donde un bambú fuma tortugas
con la música del hongo angustiado
en los emblemas del roble.

Encerrada, palpitaba allí, aquella fantasía,
de agua suave, mordiendo nube y lluvia
en el himno verde de los campos
acunados con el vuelo de las aves.

En la primera estrella arrepentida
en el seco césped sin rostro
y con un ciprés como testigo.

Extraño la carne del hombre que nieva arena
en el cielo silencio del mármol cruento
tan áspero en el reír despreciable, siempre,
en la arcilla insondable que hierve azufre.

Por este ambiente estólido que asfixia
desplomándose iracundo brama agrio
el suelo de bufidos y relinchos…

¡ Oh, altar al recuerdo en ruinas !
¡ Oh, fracaso de la historia ignorada !
¡ Oh, naturaleza humana podrida en desgracia !
¡ Oh, consciencia, la razón se muere rauda !.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

AMBIENTE ESTÓLIDO
Se habla de:                 




Acerca del autor



JoelFortunato
Escritor(a) en laspoesias.com
Ver biografia completa
Poemas publicados: 74
Cómo mostrar mi imagen

Poemas recomendados


LOS TRAJES USADOS

LOS TRAJES USADOS Tranquilamente ahueco en mis manos todos los ríos donde se reflejó mi amor y en todos siento el tambor de los latidos y esconderse el sol en el crepúsculo con sosiego También reposan mis ojos, y los


La vida

Poema La vida había una vez o muchas veces mientras las flores florecían en un ritmo alegre el sol les daba luz alimento de vida y la tierra alegre se enorgullecían de lo que en ella por si crecía y


Por la noche hay un sendero del río

Por la noche hay un sendero del río que se entrega al tránsito silencioso de las nutrias. El campanario tañe y así una y otra vez nos hechiza con su vieja historia para darnos la seguridad de las piedras y